Vacunación por siete días seguidos para frenar la rabia

Édgar Llerena
MACAS.- La directora de Salud de Morona Santiago, Susana Aguilar, sostuvo ayer que una brigada médica aplica vacunas contra la rabia a habitantes de la comunidad Tarimiat, cantón Taisha, donde dos hermanos de 9 y 11 años fallecieron por rabia humana, entre el jueves y viernes pasados.

La funcionaria aseguró que se estaba inmunizando a alrededor de 130 personas y que el t ratamiento consiste en la aplicación de vacunas durante 7 días consecutivos.

Aguilar reveló que no barajaron la posibilidad de rabia humana en los hermanos fallecidos, pero con la confirmación desde Cuenca (fueron llevados al hospital Vicente Corral Moscoso) se inició la vacunación en la comunidad amazónica.

Lamentó que sea “imposible darle caza a los murciélagos” por su abundante población en Morona Santiago. “Solo salen en la noche”, dijo Aguilar.

La funcionaria exhortó a la población a reportar inmediatamente casos de personas mordidas por los mamíferos, al tanto que recordó que hace meses hubo un brote de rabia bovina en la comunidad Trankutukú, perteneciente a la parroquia Sevilla Don Bosco, del cantón Morona.

Recordó que Agrocalidad inmunizó el ganado y al cuidador de las reses afectadas con las mordeduras de murciélagos.