Número de infectados con VIH se dispara por menor mortalidad

REUTERS
LONDRES, Inglaterra.- Más gente que nunca vive con el virus del sida, pero esto se debe sobre todo a un mejor acceso a los medicamentos que mantienen a los pacientes con vida y bien durante muchos años, dijo el lunes el programa de Naciones Unidas contra el VIH (ONUSIDA).

En su informe anual sobre la epidemia, ONUSIDA dijo que el número de personas que murieron por la enfermedad se redujo a 1,8 millones en 2010, frente a un máximo de 2,2 millones a mediados de la década de 2000.

El director de ONUSIDA, Michel Sidibe, afirmó que los últimos 12 meses habían sido un "año que cambió el panorama" en la lucha mundial contra el sida.

Unos 2,5 millones de muertes se han evitado en los países pobres y de ingresos medios desde 1995 debido a la introducción de fármacos contra el sida y el mejor acceso a ellos, según ONUSIDA.

Gran parte de ese éxito llegó en los últimos dos años, con el rápido incremento del número de personas que reciben tratamiento.

"Nunca hemos tenido un año en el que haya habido tanta ciencia, tanto liderazgo y resultados así en un único año", dijo Sidibe en una entrevista telefónica desde la sede de ONUSIDA en Ginebra.

"Incluso en estos tiempos de crisis de las finanzas públicas e incertidumbre sobre financiación, estamos viendo resultados. Estamos viendo más países que nunca (alcanzar) una reducción significativa en las nuevas infecciones y estabilizando sus epidemias", aseveró.

Desde el comienzo de la pandemia del sida en la década de 1980, más de 60 millones de personas han sido infectadas con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) que causa el sida.

El VIH puede ser controlado durante muchos años con un cóctel de fármacos, pero no existe aún una cura.

TRATAMIENTO PARA PREVENCIÓN
El informe de ONUSIDA dijo que 34 millones de personas en todo el mundo tenían VIH en 2010, lo que supone un incremento con respecto a los 33,3 millones de 2009.

Entre los cambios más drásticos estaba el salto en el número de personas que reciben tratamiento con medicamentos contra el sida cuando la necesitan.

De los 14,2 millones de personas que reunían los requisitos para recibir tratamiento en países de ingresos bajos y medios, alrededor de 6,6 millones, o el 47 por ciento, lo estaban recibiendo, dijo ONUSIDA, y 11 países pobres y de ingresos medios cuentan ahora con acceso universal al tratamiento del VIH, con una cobertura del 80 por ciento o más.

Esto se compara con el 36 por ciento de los 15 millones de personas que necesitaban tratamiento en 2009 que recibieron medicamentos contra el sida.

Entre los principales fabricantes de fármacos contra el VIH están Gilead, Bristol Myers Squibb, Merck, Pfizer y GlaxoSmithKline.

El mejor acceso a medicamentos de estos y otros fabricantes no sólo supone que menos personas mueren de sida cada año, dijo ONUSIDA, sino también que el riesgo de nuevas infecciones se ha reducido.

Estudios científicos demostran que si las personas con VIH reciben el tratamiento a tiempo se puede reducir de forma considerable el número de infecciones del virus.

Sidibe dijo que esto estaba empezando a verse en el número de casos nuevos.

Se produjeron 2,7 millones de nuevas infecciones por VIH en todo el mundo en 2010, lo que supone un 15 por ciento menos que en 2001, y un 21 por ciento menos que en el pico de la epidemia en 1997.

"El punto crucial para nosotros es el número de nuevas infecciones, ahí es donde le ganas a la epidemia", dijo Sidibe.

A pesar de los avances en el tratamiento y prevención del VIH, el Africa subsahariana sigue siendo la región más afectada, representando el 68 por ciento de todas las personas que vivían con VIH en 2010, a pesar de que su población sólo supone el 12 por ciento del total mundial.

Alrededor del 70 por ciento de nuevas infecciones por el VIH en 2010, y casi la mitad de todas las muertes relacionadas con el sida, se dieron en el Africa subsahariana.