Saturación de hospital del IESS en Quito ocasiona queja ciudadana

Familiares de pacientes se quejaron esta mañana por la atención que se brinda en el hospital Carlos Andrade Marín, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en la ciudad de Quito.

El problema se origina por el exceso de demanda, situación para la
que los familiares piden una solución. Se solicitó una reunión con el
director de la casa de salud, pero la relacionista pública indicó que él
estaba en una reunión, detalló Ecuavisa.

Fueron varias las denuncias y las quejas, como el caso de Mabel Banda, quien denunció que su tío ingresó ayer a emergencia a esa casa de salud por un cuadro de pancreatitis, pero hoy los médicos le dijeron que lo tienen que retirar del hospital porque no tienen camas.

A Banda se sumó el reclamo de Cristina Cacuán, quien indicó que en el hospital le mandaron a comprar unas medicinas para su esposo, que está internado, afectado con leucemia. Cada frasco del medicamento le cuestan 1.200 dólares.

La mujer agregó que son muy pobres y que le toca ir a comprar los medicamentos a Ipiales, en Colombia, y que el primer pago de 600 dólares ya lo hizo, pero que no tiene para realizar el segundo de la misa cantidad.

Otra ciudadana que se identificó como Lorena Peña dijo que llegó al hospital a las 06:00 para hacer atender a su hijo, quien se encuentra afectado con una crisis crónica de convulsiones y fiebre, pero ya en el sitio no lo atendían, pues le indicaron que no está el neurólogo pediatra.

Enrique Charro llevó a la capital a su padre para que sea atendido en esa casa de salud, pero tras horas de espera indicó que debe regresar a su ciudad de origen porque no le prestaron la atención debida a su progenitor.