Fotomontaje de beso del papa con un imán causa polémica

AFP-EFE
CIUDAD DEL VATICANO.- La nueva campaña del grupo italiano Benetton, en la que un fotomontaje muestra a Benedicto XVI besando en la boca al imán de la universidad egipcia de Al Azhar, constituye "una grave falta de respeto al papa", estimó ayer el Vaticano.

En un comunicado, el portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, anunció que recurrirán a las "autoridades competentes para garantizar (...) el respeto de la figura del Santo Padre".

El Vaticano protesta por "una utilización inaceptable de la imagen del Santo Padre, manipulada e instrumentalizada en el marco de una campaña publicitaria con fines comerciales", indicó el documento.

El grupo textil italiano Benetton reaccionó a la protesta y anunció que retirará de modo "inmediato" el fotomontaje.

A través de un comunicado, la firma de moda, conocida por sus polémicas campañas publicitarias, lamentó que el uso de la imagen del pontífice haya herido la sensibilidad de la Santa Sede y de los fieles católicos, que han exigido que sea retirada después de aparecer en Roma mismo, incluso a escasos metros del Vaticano.

"Insistimos en que el sentido de esta campaña es, exclusivamente, combatir la cultura del odio en cualquier forma", reza el comunicado.

Otras gráficas muestran al presidente venezolano Hugo Chávez haciendo lo propio con su homólogo estadounidense Barack Obama, quien aparece también estampando un beso al líder chino Hu Jintao y en otra se ve al presidente Nicolas Sarkozy y la canciller alemana Ángela Merkel.

Detalles: Antecedentes
En 1990
El grupo textil de la firma italiana Benetton, que ahora impulsa la nueva campaña que lleva por título "Unhate", y su fotógrafo Oliviero Toscani saltaron a la fama por sus fotomontajes provocadores en los años 1990, como aquel en el que un cura vestido con sotana negra besa a una monja.