Maternidad Mariana de Jesús necesita nueva infraestructura

Juana von Buchwald
.- La enfermera Mónica Altamirano explica a las madres de la sala Santa Marianita de la maternidad Mariana de Jesús, en el suburbio, cómo deben dar de lactar a sus recién nacidos.

Ellas escuchan con atención. "Al principio no va a salir demasiada leche, no se asusten si su bebé llora, él va a succionar la leche que necesita".

Esta unidad de salud en un día atiende un promedio de 30 partos. En el 2010 recibió 8.100 y para este año se prevé llegar a los 9.000, expresa el director Pedro Jiménez.

La maternidad del suburbio Mariana de Jesús se inició con 20 camas en 1969, hoy posee 62. Jiménez indica que el Ministerio de Salud Pública (MSP) estudia un proyecto para construir una maternidad con 120 camas en el sector El Cisne 2, ante el aumento de pacientes.

El funcionario insiste en la necesidad debido a que la población en el suburbio en 1969 era de 68.000 personas y hoy sobrepasa las 236.000. A esto se suma que hasta esta unidad de salud también acuden pacientes de otras provincias como Manabí, Los Ríos, Cañar, Bolívar, Santa Elena entre otros.

No obstante, Jiménez sostiene que aunque el ministro de Salud Pública, David Chiriboga, apoya la extensión de esta área, aún no se la puede edificar debido a que el terreno disponible al momento no reúne todos los requisitos en extensión, pues el solar que pertenece al Ministerio de Salud tiene 2.500 metros cuadrados y se requiere uno de 10.000.

"...Hace más o menos dos o tres semanas estuvimos en Quito averiguando en el área de infraestructura y servicios de salud. Conocemos que está asignado un presupuesto para la construcción, creo que de $ 10 millones; sabemos que está asignado y que incluso para equipamiento hay $ 9 millones, pero resulta que en el área de servicios de salud hay una pequeña molestia por la cantidad de terreno que tenemos, que es muy poco para la infraestructura que se quiere hacer, porque estamos hablando de una maternidad de 120 camas, y para eso ellos dicen que requieren de 6.000 a 10.000 metros cuadrados".

Jiménez indica que conseguir este terreno es indispensable porque en el área actual (El Cisne 2) se podría edificar pero sería vertical, lo que encarece la obra. "Habría que hacer pilotaje y todas esas cosas; aparte de eso, las molestias que hay con los ascensores. Parece que ahí las cosas están un poquito entrabadas en servicios de salud. Ellos dicen que está bien el proyecto que hemos presentado... el problema que nos detiene es el terreno", indica el funcionario, quien agrega que ya no tienen espacio en la maternidad que funciona actualmente en Rosendo Avilés y la 27.

Debido a este inconveniente, entre el 5 y 10% de las embarazadas con dificultades en el parto son derivadas a otras casas de salud, porque no tienen una unidad de cuidados intensivos, según Jiménez.

En el área de emergencias, la obstetra Verónica Luzarraga señala que "la afluencia de pacientes es bastante, pero se los hace pasar en orden, esta área es muy pequeña".

Con ella coincide la jefa del área, Karina León, quien menciona que por guardia de doce horas se ven 80 pacientes, los que en su mayoría acuden al ser este un centro de referencia.

León sostiene que se necesitan al menos unos tres monitores fetales, pero insiste en que para ello se requiere espacio.

Jiménez refiere la necesidad de reemplazar equipos que ya cumplieron su vida útil.

Por eso sostiene que se prevé adquirir cuatro termocunas, un six pack nasal, también se equipará el área de posoperatorio para transformarla en un área de cuidados intermedios. "Tendremos monitores, bombas de infusión, respiradores, para manejar de alguna forma pacientes que necesiten cierto tipo de cuidados mucho más especial", menciona, mientras añade que aún se trabaja en las características de los equipos para ingresarlos después al portal de Compras Públicas.

Además, se prevé implementar este año un sistema informático para tener en red estadísticas y farmacias. Asimismo, se reemplazarán ocho camas del área de cesárea.

En el área de consultorios, algunas de las pacientes se quejaron por la demora en la atención. Mariana Anchundia, de 41 años, acudió con su madre, quien tiene un descenso en la vejiga. "No es justo, no la pueden operar aquí, dicen que la van a mandar al hospital Guayaquil", reclamó Anchundia.

La ginecóloga Katiuska Hernández explica que en ocasiones las pacientes se aglomeran porque no respetan el horario de las citas y vienen de otras áreas, y los espacios son pequeños para los consultorios.

Cifras

2.500 metros
cuadrados tiene el área actual en la que se prevé construir una nueva maternidad en el suburbio

10.000 metros
cuadrados son los que se requieren en realidad.