Directora de hospital fue vinculada en caso neonatos

En una audiencia realizada ayer en el Juzgado Tercero de Garantías Penales se vinculó a Patricia Parrales, directora técnica del hospital de niños Francisco de Ycaza Bustamante, en la instrucción fiscal por homicidio culposo por imprudencia que se sigue por el fallecimiento de doce neonatos entre el 3 de febrero y 20 de marzo, en la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatología (UCIN) de la casa de salud.

La fiscal Margarita Neira vinculó a Parrales, dentro del proceso penal, "porque no habría tomado las debidas precauciones para evitar el contagio de los neonatos, por lo que se hace presumir -con datos que han surgido en esta instrucción- la autoría o participación en el ilícito", señaló.

La directora de la casa de salud fue representada por Michel Vera, encargado de la jefatura de la asesoría jurídica de la Dirección Provincial de Salud del Guayas, quien pidió que se agregue al proceso algunos documentos como el estado clínico, médico y técnico "grave" con que ingresaron los neonatos a la UCIN.

Vera, además, sostuvo que "el artículo 202 de la Ley Orgánica de Salud establece que existe imprudencia y negligencia cuando se habla de los profesionales de salud, pero la directora técnica actúa como una funcionaria administrativa (...) Hay una errónea percepción por parte de la Fiscalía, estamos confundiendo una actuación administrativa con una profesional".

Agregó: "Se ha demostrado con documentos las acciones inmediatas que tomó Parrales al separar a los neonatos infectados de los otros".

Vera también sostuvo que los neonatos fallecieron con la bacteria Serratia, pero no por dicha bacteria, que el INH encontró en los grifos del área.

Luego de escuchar a la defensa y agregar los documentos, que algunos de ellos no tenían firma de responsabilidad, el juez Eduardo Díaz indicó que dichos escritos serán tomados en cuenta. Y con respecto a las medidas cauterales que la Fiscal solicitó para Parrales en el proceso, Díaz estimó como procedente el pedido, que consiste en que la imputada no podrá salir del país y que deberá presentarse ante el juez una vez a la semana, explicó el juez.

En aproximadamente 30 días, tiempo que dura esta instrucción, la fiscal Margarita Neira deberá resolver su dictamen, que puede ser acusador o no a los tres imputados. Entre ellos, Ricardo Alcívar, jefe de la UCIN, y Leuterio Narea, jefe de Mantenimiento.

Narea, el pasado 23 de agosto, reconoció ante la fiscal que, al momento de las muertes, desconocía el contenido del Manual de Normas de Bioseguridad de la Dirección Provincial y que en marzo anterior recién se lo socializó con el personal.

En la audiencia, que se inició a las 11:10 y duró alrededor de una hora y media, también estuvieron presentes los padres de dos de los doce neonatos que fallecieron en la UCIN, quienes coincidieron en que Parrales también tuvo responsabilidad en este caso.

"Ella (Parrales) sabía de la infección, pero igual dejaban ingresar a más niños", comentó Norma Torres, madre de Dylan Samaniego Torres, quien falleció el 7 de septiembre.

Tras conocer la decisión del juez, Parrales señaló: "Yo tendré los argumentos como para poder sustentar que, realmente, la imputación que se me está haciendo no es la pertinente".