Desde el 2009 está abandonada obra en bloque 3 en Infectología

Juana von Buchwald
.- "A mí me salvaron la vida", dice sonriendo Pedro, de 53 años, quien acudió en julio pasado al hospital de Infectología José Daniel Rodríguez Maridueña.

Pedro tiene VIH y recuerda que cuando llegó a Infectología "vine en coma, hoy me siento mucho mejor en un 90%".

Gracias a que se mantiene en su tratamiento (uso de antirretrovirales) continúa con su trabajo en los astilleros, donde es constructor de embarcaciones.

Al igual que él, miles de personas con este virus y otras con enfermedades como dengue, hepatitis y paludismo reciben atención en este hospital que inició su funcionamiento en 1946, debido al incremento de males infectocontagiosos.

En el 2010, en consulta externa se atendió a 79.537 pacientes y 153.905 en emergencia.

"Alrededor del 70 al 75% (de pacientes con VIH) están en Guayas, que vienen de las demás provincias porque el hospital de Infectología es el único de esa categoría en el país; en Quito no hay hospital de Infectología, no hay en Cuenca", indicó en abril pasado el ex director provincial de Salud Eduardo Verdesoto.

Pese a ello, actualmente esta casa de salud no tiene presupuesto, lo que ha afectado la provisión de medicinas.

Beatriz, de 32 años, no consiguió la semana pasada tramadol (analgésico), manitol (diurético que ayuda a desinflamar las células cerebrales) ni lípidos (nutriente). Esa medicina la necesitaba su hermano, quien está en tratamiento contra el VIH desde hace 6 años.

Tampoco hay vitamina C, señaló Pedro.

La directora Alicia Espinoza reconoce la falta de presupuesto. "Sí, estamos trabajando en eso, se irá incrementando para el 2012; cada año este hospital aumenta su flujo de pacientes y uno se proyecta para que el presupuesto se amplíe. El actual es de $ 2'500.000, pediríamos que se incremente en cuatro o cinco millones", dijo la funcionaria.

Espinoza además expresó que desde noviembre del 2009 están abandonados los trabajos del tercer bloque.

Un documento de la Dirección Provincial de Salud señala que esta obra debió concluir el 30 de septiembre del 2009, que es de prioridad "alta", que su avance es del 97%. Además, indica la situación actual: "En espera de contrato complementario y modificatorio por parte del MSP (Ministerio de Salud Pública). Por esa razón no se puede aún modificar el porcentaje del avance de la obra".

El bloque 3, según Espinoza, es necesario porque ayudaría a descongestionar la atención ya que allí se implementaría la clínica para personas con VIH, la que actualmente funciona donde antes estuvo la sala de mujeres y esta pasaría a ser un área de tuberculosis.

"Al entrar en remodelación el área de sala de mujeres, eso sería un pabellón exclusivamente para tuberculosos, es un proyecto que está presentado en Quito (desde mayo). Todavía no nos contestan. Urgente es la terminación del bloque, siempre será urgente para poder iniciar un área de tuberculosis".

La funcionaría indicó que se gestiona la compra de un gasómetro, equipo que se ha deteriorado y actualmente no funciona.

"Estamos subiendo un nuevo gasómetro al portal de Compras Públicas, un equipo para hacer electrólitos, gasometría, glicemia, lo estamos subiendo al portal, porque en realidad se venía dañando en estos tres últimos meses", indicó.

Ante la falta de este equipos, los pacientes se realizan los exámenes en el hospital Luis Vernaza, aseguró Mariana, de 54 años, cuyo paciente está allí desde hace 15 días.

Hasta el cierre de esta edición, el Ministerio de Salud no contestó dos cuestionarios enviados los pasados 21 y 24 de octubre sobre estos problemas.

Detalles: Otras Necesidades
Sala de Pediatría
La directora del hospital de Infectología José Daniel Rodríguez, Alicia Espinoza, sugirió la necesidad de implementar un área de Pediatría para separar a los adultos de los niños.

Especialistas
Asimismo indicó que es necesario la contratación de especialistas como gastroenterólogos y neumólogos.

Lea mañana
Remodelada maternidad del Guasmo tiene problemas en su infraestructura.