Microfinancieras hacen sus observaciones a nueva ley

Al sector financiero rural le preocupa que el marco legal de la Ley de Economía Popular y Solidaria, que está en espera de su reglamento, imponga requisitos excesivos que no estén acordes con la realidad de esas zonas, señaló Javier Vaca Espín, director ejecutivo de la Red Financiera Rural (RFR).

Ese organismo realiza desde el miércoles pasado y hasta hoy el XI Foro Ecuatoriano de Microfinanzas, que tiene como agenda tratar las nuevas tendencias de las microfinanzas y el cuerpo legal de la Ley de Economía Popular y Solidaria que no solo contempla regular a las cooperativas de ahorro y crédito, sino también a todas las cooperativas, como las de transportes, servicios y vivienda.

Según Vaca, uno de los requerimientos que también les inquieta es que se exija que no haya vínculos familiares dentro de las cooperativas, algo que en el sector rural es muy difícil de cumplir, ya que por el poco número de pobladores siempre hay muchos parentescos.

Agregó que otro obstáculo sería que se les demande la entrega de muchos documentos y reportes. Señaló que casi todas estas entidades no cuentan con tecnología, por lo que les tocaría movilizarse para llevar físicamente los papeles a las dependencias estatales de las grandes ciudades.

Vaca indicó que ellos están de acuerdo que se regularice al sector y que se normen los requisitos que deben cumplir. Que se lo segmente no solo por la ubicación geográfica donde está la entidad, sino también por sus operaciones.

Ayer, Jeannette Sánchez, ministra Coordinadora de Desarrollo Social, dijo a los asistentes que después del feriado de noviembre se enviará a la Presidencia de la República el reglamento a la Ley de Economía Popular, el cual sería promulgado hasta diciembre próximo.

Agregó que también se enviará la terna para que el Consejo de Participación Ciudadana elija al Superintendente de Economía Popular y Solidaria.

La Red agrupa a 50 microfinancieras del país.