Dudas sobre efectos que podría provocar la doble vacuna contra sarampión

La doble vacunación contra el sarampión, cuyo brote se originó en Tungurahua y hasta ahora deja 89 casos en el país, inquieta a padres y madres de familia, quienes por temor al contagio llevan a sus hijos a inmunizarlos en los centros de salud. Estos se preguntan si es necesaria una nueva vacuna para quienes ya la recibieron y, de hacerlo, temen que se presente algún efecto secundario.

Estas dudas incluso aumentaron con el reclamo que hizo el asambleísta Leonardo Viteri (antes de PSC) al ministro de Salud, David Chiriboga, cuando este compareció el miércoles a la Comisión de Participación Ciudadana de la Asamblea.

El legislador, médico y exdirector de hospital indicó que de acuerdo con enciclopedias y especialistas en inmunología, existe el riesgo de que estas dosis, en personas que ya las recibieron, ataquen a las células pancreáticas produciendo diabetes tipo 1. Que se hable claro pidió Viteri al ministro.

Este replicó que la vacuna “no representa un riesgo para la salud del niño al que anteriormente se le aplicó la dosis”.

Sobre el tema, médicos infectólogos y especialistas en inmunología consultados por este Diario dijeron que aunque “generalmente” no existen riesgos para la salud, hay la posibilidad de alguna reacción alérgica. Pero consideraron que no habría vínculo con un posible desarrollo de la diabetes.

“En vacunas siempre hay el riesgo de una reacción alérgica; pero en estos casos de campañas hay dos cosas: bajar el riesgo de contagio versus el porcentaje de personas alérgicas. Es una decisión de las autoridades de Salud”, estimó Washington Cárdenas, virólogo e inmunólogo, jefe del laboratorio de Biomedicina de la Escuela Superior Politécnica del Litoral.

Washington Alemán, médico infectólogo de la clínica Alcívar, sostuvo que los beneficios de la vacuna son superiores a algún efecto secundario. Mientras, Greta Miño, infectóloga del hospital Francisco de Ycaza Bustamante, remarcó que no hay riesgos en una segunda dosis contra el sarampión, pero habría que considerar casos especiales, como personas que padecen el virus del sida, que “tienen las defensas bajas”.

Detalles: Campaña vacunación
Aglomeraciones
En Guayaquil, el centro de salud Nº 4 del área de salud Nº 7, ubicada en Cuenca y Noguchi, siguió abarrotado de madres en busca de vacunas contra el sarampión para sus hijos. “Me dicen que no hay (vacunas), pero que no nos preocupemos, porque sí está protegida (mi hija)”, expresó Cinthya Toala. Hubo menos demanda en el subcentro de salud Nº 15 del área Nº 7 (ciudadela Ferroviaria). Su director, Benigno Chang, refirió que esa comunidad sí estaba inmunizada.