Se teme que el sarampión se multiplique en feriado

“Lo más pronto posible” se espera iniciar la campaña nacional de vacunación contra el sarampión por cuanto se aproxima el feriado de noviembre (del 2 al 6) y ello implica una gran movilización interna de personas; por ende, sube el riesgo de propagación del mal, refirió ayer, en Ambato, Carlos Castro, coordinador de la erradicación del sarampión en las Américas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Hay que decirle a la mamá, a los vecinos, hay que vacunarnos antes de esa fecha porque podemos contagiarnos”, manifestó Castro durante una reunión con epidemiólogos y coordinadores de inmunizaciones de las 24 provincias del país.

Un brote de sarampión, de un genotipo que circula en África y EE.UU., se detectó en julio pasado en la parroquia ambateña Quisapincha, perteneciente a Tungurahua, donde el Ministerio de Salud registra 68 contagiados. Pero ayer en Quito, se detectó un caso más: el de un niño de diez años, que fue asilado en el hospital Baca Ortiz.

La alerta por casos sospechosos abarca Tungurahua, Los Ríos (uno), Loja (dos), Cotopaxi (uno), Santo Domingo (cuatro), Pastaza (tres, dos de ellos miembros de la comunidad huaorani) y Pichincha, donde fue confirmado el contagio.

Según el Ministerio de Salud, hasta ayer había 86 casos notificados; 69 confirmados: 30 por laboratorio y 39 por nexos epidemiológicos (contagio).

Sesenta y ocho casos confirmados corresponden a Tungurahua, pero ayer un niño oriundo de Pelileo presentó los síntomas. De ahí que en esta provincia empezará la campaña de vacunación el lunes próximo, cuando estén disponibles las 250 mil dosis que ayer esperaba el Ministerio del Exterior.

En dos o tres semanas, el plan se extenderá al resto del país.

Para ello se comprará 1’200 mil dosis, anunció el ministro David Chiriboga, el miércoles pasado, en Guayaquil.

María del Carmen Grijalva, del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), del Ministerio, dijo que la cita en Ambato surgió por ser el sarampión un virus “tan infeccioso” que podría extenderse en el país. “Es importante que (...) conozcan cómo se ha producido el brote, qué es lo que el equipo de Tungurahua ha hecho y está haciendo, experiencia que va a servir de insumo para la programación que cada uno tiene”, dijo Grijalva.

Segundo caso en Quito

En Quito, un menor de 10 años se convirtió ayer en el segundo caso confirmado de sarampión. Él fue ingresado al hospital de niños Baca Ortiz y se contagió luego de la visita de un primo oriundo de Ambato.

En cuanto al caso, Chiriboga señaló que se aplicará un cerco epidemiológico, que consiste en vacunar a las personas que estuvieron en contacto con el niño en los últimos diez días.

Asimismo, el Ministerio indicó que vacunará al personal de la casa de salud que inicialmente lo atendió en el sur de Quito: el hospital Padre Carolo. Instó a los padres a que revisen los carnés de vacunas de sus hijos.

Ecuador no ha tenido sarampión desde 1996. El tiempo de incubación viral es de 8 días.

Apuntes: Alerta
Carnés de vacunación
“Pueden estar con las dosis (de vacunas) incompletas; deben acudir a cualquier unidad del Ministerio de Salud (...) porque debe haber niños que estén en 1,8 años y va a pasar el periodo para que reciban la dosis”, dijo Grijalva.