La demanda de vacunas se triplica en un centro de salud de Ambato


AMBATO.- "A mi hija de año ocho meses le salió unos granitos, aunque tiene la vacuna del año vengo para descartar cualquier contagio de sarampión", dijo Luis Yanchaluisa, quien junto a decenas de padres y madres de familia con sus pequeños hijos hacían cola desde la madrugada de ayer en el Centro de Salud 1, para el chequeo médico y hacerles vacunar y con ello evitar el contagio de la enfermedad.

Blanca Chiza no ocultó el temor en el barrio Ficoa, al señalar que por allí las brigadas de vacunación no han ido. Aclaró que este sector que forma parte del área urbana de Ambato está en la parte baja de Quisapincha, donde hace un mes se detectó el foco de infección del sarampión traído por extranjeros que estuvieron en la zona.

Según la coordinadora del área de Salud 1, Lorena Urbina, antes de que se conozca de la propagación del sarampión se suministraban 100 vacunas diarias y ahora "por la preocupación que hay en la comunidad, que está más alerta", se triplicó a 300. Por ello, desde ayer se habilitó un espacio exclusivo para los infantes.

Urbina dijo que tienen suficiente stock de vacunas para atender la demanda y por ello invitó a madres y padres a inmunizar a sus hijos. Acotó que el sábado y domingo las brigadas recorrerán los sitios Unamuncho, Cunchibamba, el centro de la ciudad y Quisapincha, "porque nos falta cubrir el 30% del área que nos corresponde, especialmente el área rural".