Decomisan objetos y aletas de tiburón

Un operativo sorpresa realizado anoche por la Unidad de Inteligencia Antidelincuencial (UIAD) y la Fiscalía del Guayas permitió decomisar mercadería presuntamente robada o hurtada y varios sacos de aletas de tiburón en un domicilio de la ciudadela Santa Leonor, al norte de Guayaquil.

Las primeras investigaciones determinan que los objetos encontrados tienen vinculación con las denuncias de robos a contenedores, que investigaban desde hace un mes los agentes de la UIAD. Además, tendría relación con allanamientos realizados en la cdla. Jardines del Salado y Guasmo sur en días anteriores.

En la vivienda se encontraron computadoras, accesorios, redes para líneas telefónicas y licores que no fueron justificados por la propietaria del inmueble, quien señaló que los objetos eran de su hijo Alfredo Abad, que es transportista.

Sin embargo, lo que llamó la atención fueron los 15 sacos cargados con aletas de tiburón, lo que está penalizado por atentar contra la flora y fauna del planeta.

Los agentes retuvieron a la madre de Abad.

La mercadería decomisada en la ciudadela Santa Leonor podría estar vinculadas con el asesinato de Roberto Cáceres Quiroz, quien fue baleado junto con tres sujetos más en la ciudad de Manta dentro de un auto Audi blanco, de placa GNN-007, el pasado 15 de septiembre y con el allanamiento de la casa del padre de Cáceres, en donde se encontró mercadería variada y de dudosa procedencia.

En aquella oportunidad el operativo se realizó en una villa en la mz. 15 de la ciudadela Las Tejas, sur de Guayaquil.