En centros de salud también se madruga para cita

A las 05:00 de ayer llegó Ana Herrera con su hija Amy, de cuatro meses, desde el Guasmo sur al área de salud Nº 3, en Pancho Segura y av. Quito, para que atiendan a la menor por un resfrío y estreñimiento que padece desde hace un mes.

Herrera no acudió al subcentro de salud más cercano a su domicilio debido a que "los médicos son groseros y no hay buena atención, por eso prefiero madrugar y traerla aquí, que sé que me la van a atender bien", señaló.

Cerca de las 10:00, la madre de familia ingresó al consultorio de pediatría.

Así como ella, Jennifer Ortiz llegó a las 05:30 desde la cooperativa Esmeraldas Chiquito con su hijo, de dos meses de nacido, en brazos.

Ortiz, quien llevó al menor para su control mensual, aseguró que no acude al subcentro cercano a su vivienda porque "allí no revisan a los niños, solo preguntan qué tienen y los recetan".

En esta área de salud -que comprende una jefatura y cinco subcentros- se atiende a alrededor de 1.500 pacientes diariamente en las especialidades de medicina general, pediatría, ginecología y cirugía menor, informó el director, José Adum.

Sobre los técnicos en atención primaria que el Ministerio de Salud Pública prevé incluir a nivel nacional, a mediados del próximo mes, para la atención domiciliaria, Adum informó que ese aporte sería de apoyo, pues actualmente ellos mismos deben realizar esta tarea a diario en sectores aledaños.

Por ejemplo, en el subcentro de salud Nº 15 del área 7, en el sector de San Pedro, tienen un cronograma de visitas a unidades educativas y a las viviendas de la zona para dar salud preventiva y, de acuerdo con las patologías que se encuentren en cada familia, hacerles un seguimiento médico. Allí comentan que algunas de las necesidades son mobiliario de oficina y médico, como chailón, porque solo tiene uno que está en malas condiciones.

Mientras que en el subcentro de salud Casita del Guasmo, del área Nº 1, en el sector del Guasmo norte, solo se realiza los jueves la visita a la comunidad, debido a que hacen faltan especialistas.

En este centro se atiende a unos 100 pacientes a diario, en medicina general, obstetricia, odontología y psicología (dos pasantes).

"Nos hacen falta pediatras. Los menores son atendidos por médicos generales, pero necesitan del especialista", dijo una funcionaria.

Una madre que señaló su preocupación fue Nuri Jiménez, de 42 años, pues "no es lo mismo que los revise un médico general que un especialista".