Paredes se niega a comentar su vinculación con la banca

Lunes, 19 de Septiembre, 2011 - 00h00
19 Sep 2011

“No voy a contestar hasta que rinda mi versión”, respondió el juez Juan Paredes Fernández a la interrogante de que si fue uno de los administradores de las entidades financieras quebradas, según publicó el diario estatal El Telégrafo el 20 de diciembre del 2010.

Dicha publicación, sustentada en el portal Ecualeaks, que reveló expedientes confidenciales de la Superintendencia de Bancos y Seguros, señala que Juan Paredes Fernández, con cédula de identidad 0907511489, fue administrador y vicepresidente ejecutivo de Ecuacorp S.A. Corporación Ecuatoriana de Inversiones Sociedad Financiera, que fue declarada en quiebra el 5 de marzo de 1998, acusada de estafar al Banco Central del Ecuador.

Esa misma cédula consta en la sentencia emitida por Juan Paredes el pasado 20 de julio en contra de los directores de EL UNIVERSO, Carlos, César y Nicolás Pérez, y de su exeditor de Opinión Emilio Palacio. Además de disponer el pago de una indemnización de $ 40 millones para el presidente de la República, Rafael Correa.

La pérdida patrimonial de Ecuacorp S.A. al 31 de diciembre del 2009 fue de $ 1’096.940,15.

Ecuacorp, a pesar de que en enero del 2010 se informó que fue una de las 28 entidades financieras que fueron liquidadas dentro del plazo previsto y sus activos serán administrados (desde esa fecha) por el Banco Central del Ecuador, aparece con un RUC (Registro Único de Contribuyentes) activo, según se confirmó en el Servicio de Rentas Internas (SRI).

Además, al 20 de diciembre del 2010 se encuentra, según la publicación estatal, en proceso de liquidación forzosa.

Uno de los liquidadores de la entidad financiera fue Juan Carlos Cassinelli, actual asambleísta de Alianza PAIS y segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional.

Ecuacorp falsificó documentos de cartera por cobrar para presentarlos ante el Banco Central del Ecuador (BCE) como garantía de los créditos de liquidez que solicitó al antes instituto emisor, según el asambleísta del Prian Vicente Taiano, quien entonces era el abogado del BCE, cuando se produjeron los problemas de iliquidez en el sistema financiero durante la década del noventa.

Taiano agregó que las instituciones financieras recurrían (porque la ley les facultaba) a solicitar préstamos de liquidez al BCE. Pero para acceder a ellos presentaban como garantía su cartera, es decir, los pagarés de los créditos que entregaban a sus clientes.

En el caso de Ecuacorp, el modus operandi consistía en que una vez que sus clientes les entregaban sus solicitudes de préstamos con sus datos personales, la entidad financiera falsificaba las firmas y presentaba esos documentos al BCE como respaldo de que entregó esos créditos y por tanto tenía cartera por cobrar, según Taiano.

Sin embargo, el BCE empezó a investigar directamente con los supuestos beneficiarios de los créditos y verificó que en su gran mayoría jamás habían recibido esos recursos. Ecuacorp entregó garantías de papel.

Juan Carlos Zurita, representante legal de Ecuacorp, fue imputado pero se fue al extranjero prófugo y prescribió la acción.

El BCE no recuperó esos recursos porque la causa prescribió debido a que se la tramitó como estafa, figura que prescribe en cinco años. El BCE pidió que procese la causa por peculado, lo cual fue negado.

La liquidación forzosa en la que se encontraba Ecuacorp concluyó mediante resolución de la Superintendencia de Bancos Nº SBS-2009-726 de 31 de diciembre del 2009.

Paredes se niega a comentar su vinculación con la banca
Política
2011-09-19T06:28:14-05:00
Juez comparecerá ante Fiscalía el 26 de septiembre por denuncia de falsedad ideológica.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérece a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo