Cinco detenidos por caso sobre el lavado de activos

Cinco personas (tres hombres y dos mujeres) de Tulcán fueron detenidas el pasado viernes por presunto lavado de al menos $ 4,7 millones, que habrían provenido del comercio de droga en Europa y que tenían como destino Colombia, informaron el pasado sábado autoridades de Carchi y Pichincha.

Estas personas: el propietario de un patio de autos, de un sauna, de una bodega y tres cambistas, estarían vinculadas a la red que, desde Europa, manejaba la ecuatoriana Jenny Fasce Schumacker, conocida como la Lavadora de las FARC, que fue detenida en Madrid en septiembre del 2010 y que figura en la indagación española como la principal captadora de dineros ilícitos que enviaba a Colombia y Ecuador aparentando ser remesas de migrantes.

Ana B., de 33 años, habría sido quien recibía los depósitos desde España y era ayudada por Hilda S., de 45, una profesional en derecho que instalaba organizaciones fantasmas en Ecuador para mover el dinero a empresas colombianas.

También se hicieron giros de cheques a través de ‘prestanombres’, personas que daban sus identidades para llevar divisas en efectivo desde Tulcán hasta el vecino país del norte.

Por esta actividad se encarceló a dos miembros de la familia Chicango y un tercero de apellido Burbano, quienes reportan antecedentes y habrían hecho movimientos en efectivo de hasta $ 500.000.

Se conoció que para dar con el paradero de los detenidos se allanaron once inmuebles en las ciudades de Quito, Manta y Tulcán, en el operativo denominado Titanio y que se realizó desde el viernes pasado.

Agentes de la Policía realizaron operativos simultáneos y a Tulcán acudió la fiscal de Pichincha, Tania Moreno, quien laboró en conjunto con su colega de Carchi, Ernesto Montenegro, y tres funcionarios más de la Fiscalía, quienes fueron a negocios, viviendas y puntos de trabajo de los involucrados.

Previamente, un juez de Pichincha giró las boletas de captura contra siete tulcaneños (cuyos nombres no se revelaron). También se contó con las boletas de allanamiento de las viviendas emitidas por el juez 1º de Carchi, Bayardo García.