Ascienden a 90.000 los bienes patrimoniales inventariados en Ecuador

EFE
QUITO.- El Gobierno de Ecuador informó hoy que el número de bienes patrimoniales, materiales e inmateriales, inventariados de la nación asciende a 90.000 y anunció la creación de un bono para apoyar a los tenedores privados, con el fin de proteger la historia y cultura del país.

Así lo aseguró hoy a Efe la directora nacional del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), Inés Pazmiño, en momentos en que la demolición de una casa patrimonial en Quito ha desatado una polémica que se ventila en los tribunales.

Según Pazmiño, unos 10.000 nuevos bienes patrimoniales registrados en los últimos meses se suman a los 80.000 inventariados entre 2008 y 2009 y la mayoría de ellos están en manos privadas.

Pazmiño indicó que en la capital ecuatoriana, catalogada como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1978, hay aproximadamente unos 5.400 predios inventariados.

"En el centro histórico en concreto, alrededor del 25 % al 30 % de la edificaciones (inventariadas) requieren intervención. Es un porcentaje importante", dijo al hablar sobre el bono de apoyo que creará el Gobierno para ayudar a los propietarios privados a mantener los bienes y del que aún no se han ofrecido detalles.

En 2008, cuando se emitió un decreto de emergencia para preservar todos los patrimonios en riesgo, "se hablaba de una línea base posible de patrimonios en el país, de alrededor de tres millones de bienes patrimoniales" materiales e inmateriales, recordó.

"Esto es trabajo para largo y permanente", por lo que no descarta que, probablemente, cuando se llegue a inventariar los tres millones de bienes, "aparezcan más".

En los millones que aún esperan por ser inventariados figuran bienes del patrimonio documental, arqueológico, muebles e inmuebles, y del patrimonio inmaterial, en el que constan las manifestaciones culturales.

Aunque aún es larga la tarea, Pazmiño calificó como un paso "fundamental" lo que se ha logrado hasta ahora pues "ha levantado la autoestima de la población" y el interés de las autoridades locales.

Los bienes inventariados hasta ahora están en términos "aceptables" de conservación, según Pazmiño, quien está pendiente del caso de una edificación patrimonial en Quito que fue demolida pese a ser un bien que debía preservarse.

No es el único caso. Pazmiño enumeró otros en Quito, Ibarra, Cuenca, Latacunga y Portoviejo, que están en manos de la justicia por incuria.

Las autoridades recordaron hoy que es deber y responsabilidad de los ecuatorianos "conservar el patrimonio cultural y natural del país y cuidar y mantener los bienes públicos".

Señalaron que la Constitución apunta también como uno de los deberes del Estado "proteger el patrimonio natural y cultural del país".

La Carta Magna también anota que son parte del patrimonio "las edificaciones, espacios y conjuntos urbanos, monumentos, sitios naturales, caminos, jardines y paisajes que constituyan referentes de identidad para los pueblos o que tengan valor histórico, artístico, arqueológico, etnográfico o peleontológico".

La ministra Coordinadora de Patrimonio, María Fernanda Espinosa, señaló hoy en rueda de prensa que demoler bienes inmuebles patrimoniales es un delito y que no se puede permitir que se "le quite al pueblo ecuatoriano el derecho que tienen al disfrute de sus patrimonios".

Para ella, el bono patrimonial es "un mecanismo de incentivo" a aquellas personas que tienen "el interés y la vocación" de mantener el bien patrimonial inmueble.

"Las personas tenedoras del bienes patrimoniales son privilegiadas, no puede constituir un castigo el hecho de ser propietario de un bien patrimonial. Simplemente hay que atenerse a respetar la ley y a beneficiarse de los incentivos que el Gobierno está creando", uno de ellos, el acompañamiento técnico, dijo.