MSP reporta 45 muertos por ingerir metanol

REDACCIÓN
CUENCA.- Cuarenta y cinco personas fallecidas por el consumo de licor con metanol en el país reportó el pasado martes el Ministerio de Salud Pública (MSP) desde el pasado 14 de julio, cuando se confirmaron los primeros decesos en Los Ríos, provincia que registra la mayor cifra con 20 casos.

En la provincia de Tungurahua se confirmaron 2 defunciones, una de ellas registrada el 3 de agosto y la otra el 6 de ese mes, mientras que en Azuay se ratificaron que las últimas 8 defunciones del pasado fin de semana, fueron por la misma causa, señaló el ministerio en un comunicado.

Lo que el reporte del MSP no aclara son las seis muertes registradas en Napo, cuyas autoridades de Salud confirmaron que fueron causadas por la ingesta de trago con metanol. De ser así, la cifra nacional de muertes sería de 51.

Hasta las 17:00 del martes se atendieron a 354 personas, de las cuales 161 son casos confirmados de intoxicación por metanol y las otras están aún en etapa de investigación. El MSP señala que en Tungurahua y Napo el aumento de casos ha sido notorio.

Las autoridades mantienen bajo observación a otros 12 pacientes sospechosos de haber consumido alcohol metílico mezclado en licores artesanales o en bebidas con registros sanitarios falsos en Tungurahua, Azuay y Los Ríos.

Respecto a los decesos presentados en Azuay (Cuenca y sus parroquias), Julio Molina, director de Salud de la provincia, dijo que todas las víctimas adquirieron el licor adulterado en el sector de la Feria Libre de Cuenca, lo que representa un factor común en las muertes y ratifica la circulación de "trago contaminado" en la ciudad.

"Definimos que la contaminación no existe a nivel de los productores de Azuay, es en la cadena de distribución y comercialización donde esta se produce. Sabemos que de una fábrica de Guayaquil se distribuyó alcohol industrial a todo el país y Azuay podría estar en este grupo", agregó.

El director informó que en las parroquias rurales de la urbe existen decenas de puntos de comercialización de licor artesanal, donde se decomisaron cientos de litros de alcohol cuyas muestras son analizadas por el instituto Izquieta Pérez.

Las muertes en Azuay por consumo de licor contaminado ascienden a 10, sin contar una víctima fallecida los primeros días de julio.

El caso está en manos de la Fiscalía provincial que ya inició las indagaciones.

Entre las marcas de licores contaminados con metanol hay vinos producidos en Ambato, como el San Francisco, Tentador y San Pedro.