Un 60% avanzado el búnker para tratar a los pacientes con cáncer

En enero del próximo año se prevé inaugurar un búnker para el tratamiento de pacientes oncológicos, que actualmente tiene un avance del 60%.

Este centro estará equipado con un acelerador lineal que trabaja con energía nuclear, que sirve para realizar radioterapias, por lo que la construcción de este edificio es ‘blindado’, explicó Francisco Cevallos, director técnico del hospital del Teodoro Maldonado Carbo.

Según el funcionario, para la construcción de esta estructura se contó con los permisos técnicos del Ministerio del Ambiente, Municipio de Guayaquil y la Comisión de Energía Atómica.

Las paredes interiores del búnker tienen 2,45 metros de espesor, las exteriores un metro y la cubierta del edificio tendrá 1,45 metros de espesor. Estas son algunas de las especificaciones técnicas que tendrá este centro para evitar que la radiación que emite el acelerador lineal se disperse al exterior.

“La radiación se autoconsume en el mismo cuarto, que tiene doble seguridad con las paredes internas y externas”, manifestó Cevallos, quien calcula que se podrían atender en este centro a unos ocho pacientes a diario.

El búnker permitirá tener una oportunidad de atención más rápida y oportuna a los pacientes que padecen cáncer, aseguró el funcionario.

Si la demanda de pacientes se incrementa se los seguirán derivando a Solca para realizarse este procedimiento médico.

La construcción del búnker se inició hace cuatro meses y forma parte del complejo hospitalario del IESS.

El costo de la obra es de 1’556.744 dólares y el equipamiento 3’518.845 dólares.

Más datos: Equipo oncológico
Acelerador lineal
Este equipo sirve para realizar radioterapias a pacientes con cáncer por medio de radiaciones ionizantes para eliminar las células tumorales. La radioterapia actúa sobre el tumor, destruyendo las células malignas e impide que crezcan y se reproduzcan.