Martha Fierro quiere dar clases

La vida de la ajedrecista Martha Fierro, en los últimos cinco años, se ha desarrollado en desplazamientos entre Europa, Estados Unidos y Ecuador.

Pero la múltiple campeona nacional y la mejor rankeada a nivel latinoamericano desea ponerle un alto a ese tránsito y busca radicarse en el país con un proyecto de ayuda al desarrollo del deporte ecuatoriano y en especial del deporte ciencia.

"Por la experiencia que he ganado a nivel internacional y por los conocimientos que he adquirido en el exterior me siento capacitada para ponerlos al servicio de mi país y estoy tocando las puertas de diversas instituciones para que podamos trabajar en este proyecto", anunció la tablerista que nació en Kingston, Rhode Island (Estados Unidos), el 6 de septiembre de 1977.

Entre los proyectos que tiene la ajedrecista, que en septiembre intervendrá en dos torneos internacionales en Italia, es la de capacitar a técnicos de ajedrez para que ellos a su vez enseñen y masifiquen este deporte. "Tengo el título que otorga la Federación Internacional de Ajedrez para que pueda entrenar y dar un título de ese nivel a los técnicos", refirió la múltiple campeona.

Fierro ya tuvo un acercamiento con el ministro del Deporte, José Francisco Cevallos, a quien le explicó el proyecto para trabajar en conjunto ya que ella dice que no busca réditos económicos sino que trata de ayudar.

Sobre el diálogo que tuvo con el secretario de Estado, Fierro señaló: "No me he equivocado en mis apreciaciones al indicar que solo un deportista puede conocer las necesidades que uno pasa cuando se encuentra en la actividad", refirió Fierro.

La ajedrecista, que defenderá a un club italiano el próximo mes en un evento a realizarse en ese país, espera que no solo el Ministerio del Deporte se una en este programa sino que a él se sumen más instituciones afines.

Al consultarle sobre la administración de la actual Federación Ecuatoriana de Ajedrez (FEA), Martha Fierro apuntó que ha notado un cambio radical ya que ahora está más activa y se preocupa por realizar eventos a nivel nacional, algo que antes no se lo efectuaba por falta de recursos. Aclaró que al radicarse en el Ecuador no es que dejará de ser deportista activa, sino que a la par que desarrolle el ajedrez con una escuela o un club especializado, ella se dará tiempo para intervenir en los diferentes torneos internacionales.