Reglamento de trasplantes, en espera de la aprobación

El Organismo Nacional de Trasplantes de Órganos y Tejidos (Ontot) tiene previsto enviar esta semana al Ministerio de Salud Pública (MSP) el borrador definitivo del reglamento general de la Ley Orgánica de Donación y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células.

Entre las nuevas normas se pide a los hospitales que realizan trasplantes, tener un experto en esta especialidad.

Este es uno de los puntos con los que no concuerda el director de la clínica Kennedy, Édgar Lama.

Él considera que el reglamento es importante pero debe ser discutido, pues indica que mientras la Ontot lo elaboraba solo los convocó una vez.

"¿Qué pasa si con el reglamento me quedo sin la mitad de mi equipo? Por ejemplo, yo no tengo título de trasplantólogo pero tengo muchos años haciéndolo. En mi época cuando me gradúe no había título de trasplantólogo", expresa.

La directora del Ontot, Diana Almeida, manifiesta que a los equipos médicos que han venido trasplantando por años se les acredita su experiencia; sin embargo, hay que cumplir con las normas que se establecen desde la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología e Innovación (Senecyt).

"Está claro que las personas que se formaron en trasplante no tengan una certificación universitaria, pero a corto y mediano plazos se solicitará esa certificación en las universidades, de que el especialista está formado para eso", sostiene.

La demora en las reacreditaciones para efectuar trasplantes de órganos es otro de los inconvenientes que señala Lama, así como el jefe de Nefrología e integrante de la unidad de trasplantes de la clínica Alcívar, Jorge Patiño.

Almeida asegura que a veces la demora es necesaria porque se debe certificar que este equipo médico está preparado para hacer este trasplante. "En ocasiones solicitamos información complementaria y eso demora un tiempo, esto se lo hace para garantizar la seguridad del paciente, pues si se complica podría llegar a costar 110.000 dólares".

Almeida explica que eso incluye la certificación de todo el equipo de la unidad de trasplantes, de que el hospital cuente con una adecuada unidad de terapia intensiva, un anestesiólogo y expertos en los órganos a trasplantar, entre otros.

La coordinadora de trasplantes del hospital Luis Vernaza, María Candela, señala que ellos sí fueron convocados a varias reuniones por el coordinador regional de la Ontot para aportar a este reglamento.

Candela expresa que a este hospital le entregaron el borrador del reglamento definitivo para su revisión.

Asimismo, la especialista resaltó que se debe incentivar la cultura del donante e informar a la ciudadanía.

Explica que las condiciones por las que una persona puede ser donante son muy específicas y en pocos casos alguien que falleció puede ceder sus órganos. Primero tiene que morir en una unidad de cuidados intensivos y no es que el paciente se convierte en donante porque lo dejan de atender o porque lo atendieron mal.

"El donante cadavérico es el que mejor atención recibe y que a pesar de ello fallece de muerte cerebral, jamás podría ser una persona que no haya tenido la mejor atención médica para cuidar de su vida", menciona Candela.

Desde que entró en vigencia, a través del Registro Oficial, la Ley Orgánica de Donación y Trasplante el pasado 4 de marzo, todos los ecuatorianos y extranjeros mayores de 18 años, residentes en el país, al fallecer, se convertirán en donantes, a menos que hayan manifestado una voluntad contraria mediante un escrito.

Es por eso, dice Almeida, que el Registro Civil trabaja en la implementación de una plataforma informática para registrar su deseo de no donar.

Almeida manifiesta que a las personas les preocupa que pueda visibilizarse en su cédula de identidad si son o no donantes. Esta es una información confidencial, lo que es garantizado por esta ley, tanto en los donantes como el receptor.

Asimismo indica que los funcionarios de la Ontot son quienes van a acceder a esta base de datos a través de un código, lo que se hará "únicamente cuando se ha declarado la muerte (cerebral) de la persona".

En el país, según Almeida, hay más de 2.300 personas en diálisis en el MSP, y en el IESS cerca de 1.800, pero de estos apenas el 30% podrá acceder a un trasplante de riñón.

Actualmente están en espera de un trasplante para hígado 6 pacientes, de riñón 20 y 800 en córneas.

Almeida señala que aún no tienen cifras exactas de los pacientes que requieren de un trasplante de corazón en el Ecuador, pues recién están recogiendo esta información.

Detalle: Proyectos

Convenio

La directora nacional del Organismo Nacional de Trasplantes de Órganos y Tejidos, Diana Almeida, indicó que se firmará con el Ministerio del Interior y con la Policía Nacional un convenio para facilitar la procuración de las córneas a través de las morgues de la Policía. Almeida dijo que esto se lo hará a través de un personal debidamente identificado y con resguardo para agilizar este tipo de trasplante.