Solo 1 de 4 universidades crea escuela de conducción

Desde diciembre del año pasado, cuando la Comisión Nacional de Tránsito (Cntttsv), actual ANT, suspendió la capacitación para obtener las licencias profesionales, son miles las personas que no han podido acceder a esta categoría y se han visto obligadas a dejar sus trabajos como taxistas o lo continúan haciendo de forma ilegal.

Para evitar que la instrucción sea exclusiva de los sindicatos de choferes se contempló dentro de la Reforma a la Ley de Tránsito, en vigencia desde el 29 de marzo pasado, que las universidades y escuelas politécnicas capaciten a los aspirantes a conductores profesionales, pero deberían ser previamente autorizadas, inspeccionadas y avaladas por la ANT.

Es así que en un comunicado enviado el 13 de junio por la ANT, firmado por el exdirector ejecutivo Ricardo Antón, se menciona que las únicas instituciones autorizadas en la ciudad son las universidades de Guayaquil, de Especialidades Espíritu Santo (UEES), la Ecotec y la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol).

Pero un mes y medio después solo la Espol ha desarrollado el proyecto y ha destinado un equipo de trabajo para su implementación, ha ejecutado cambios en su infraestructura y contrata la adquisición de muebles para las aulas y los carros.

El interés, de hombres y de mujeres, por adquirir la categoría de conductores profesionales, ha provocado que hasta el momento más de 5.000 de ellos se preinscriban en los cursos que dictará esta institución.

Edwin Tamayo, director de ConduEspol, explica que la mayoría de los registrados quieren capacitación para manejar taxis comerciales (vehículos con cilindraje mayor a 3.500 cc) y de transporte de pasajeros de no más de 25 asientos.

Motivo por el cual se prevé que esta escuela inicie la instrucción para licencia tipo C en dos meses y en un futuro para la de tipo D, transporte público y los expresos escolares.

Según la ley, también podrán capacitar a los choferes de licencias A1 (motocicleta comercial), C1 (vehículo estatal), D1 (escolar y turismo), E (pesados) y E1 (especiales, trolebuses).

Actualmente ConduEspol realiza la licitación para adquirir 15 carros Chevrolet, modelo Aveo, y un equipo psicosensométrico –que evalúa la coordinación entre lo que el individuo decide hacer mentalmente y la posibilidad real de efectuar las acciones–, según Tamayo.

Asimismo se tiene previsto abrir tres paralelos para cumplir con las 480 horas de clase para licencia tipo C. Uno matutino y otro vespertino, de lunes a viernes; y un intensivo, solo los fines de semana.

Para estos cursos la ANT ha fijado un valor de $ 950, mientras que para las otras categorías todavía no indica costos.

Tamayo explica que en un principio la instrucción práctica en las unidades se realizará en el parqueadero del coliseo, donde la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) pintará la señalización, pero luego será en una autopista que se construirá dentro del campus de 670 ha.

Las otras universidades que fueron autorizadas para formar a los conductores profesionales no han ejecutado el proyecto y en el caso de la Universidad de Guayaquil, ni siquiera han sido informados sobre los cursos y sus planteamientos, según el rector Carlos Cedeño.

“Yo no recuerdo haber firmado ningún documento vinculándonos con esa institución del Estado, la ANT”, señaló.

El rector de la Ecotec, Fidel Márquez Sánchez, mencionó que están analizando los costos de inversión y verificando el pénsum que deben impartir, pero no han fijado una fecha para implementar la medida.

La UEES informó que no ha habido novedades sobre la capacitación, además de conformar una comisión que se encargue del tema, según había dicho su rector, Carlos Ortega.

Homologación
Licencia profesional
Se sugiere traer especialista
El director de la escuela de conducción de la Espol, Edwin Tamayo, envió una carta a la ANT en la que sugiere que la entidad traiga un instructor extranjero para que capacite a las personas que deberán tomar las pruebas de homologación para las categorías de licencias profesionales.