Hija de paciente renal celebró su primer añito

Kiara Calero no entendía por qué a su alrededor habían tantos médicos el viernes pasado en el Centro de Diálisis del hospital Luis Vernaza. El motivo de esta reunión era la celebración de su primer cumpleaños.

El equipo médico de esta área le tiene un gran cariño, pues su madre, Laura Sagnay, es su paciente desde hace cinco años debido, al principio, por una hipertensión arterial que luego le provocó insuficiencia renal crónica, considerada por el Ministerio de Salud Pública como una enfermedad catastrófica.

La directora del Centro de Hemodiálisis, Dolores Palacios, explicó que apenas una de cada diez pacientes con esta enfermedad logran embarazarse, pues por lo general, debido a las hemodiálisis, tanto hombres como mujeres pueden quedar infértiles cuando se someten a este tratamiento.

"Un embarazo en mujeres que están en diálisis en ocasiones puede traer consecuencias negativas para la salud del paciente", expresó Palacios.

Asimismo, indica que en el caso de Sagnay es importante que mantenga buen peso y que suba de manera constante.

Palacios sugirió que en su estado es más urgente un trasplante de riñón. Sagnay indicó que está en lista de espera desde hace un año.

De ahí nace el festejo hacia Calero, quien es una niña sana. Además de una pequeña fiesta, la infante recibió una donación de pañales por un año.