Sin contrato, Gens Sapiens avaló la compra de los hospitales móviles

PAÚL MENA MENA
.- Cuando el empresario Gustavo Cárdenas Uribe escuchó que el presidente Rafael Correa había declarado en emergencia la salud pública el 11 de enero pasado, pensó: "¿Qué podemos venderle al Ministerio de Salud (MSP)?".

Cárdenas, accionista mayoritario y gerente general de la importadora Soluciones y Suministros (Solysum), buscó en el mercado internacional hasta que encontró el MED-1 Partners, un hospital adaptado a un tráiler que se puede extender con un toldo a su alrededor para albergar a 200 pacientes.

Lo halló en Charlotte (Carolina del Norte, Estados Unidos). Se contactó con el gerente de MED-1, Tom Blackwell, y viajó para conocer el producto.

Cárdenas cree que tuvo "la suerte de encontrar lo preciso en el momento preciso". No dudó en que el MSP se interesaría y propuso a Blackwell que Solysum se convierta en distribuidor autorizado de MED-1 Partners en Ecuador.

El 4 de febrero, la estadounidense emitió el certificado en que indica que la ecuatoriana está autorizada para "importar, distribuir y comercializar sus productos y servicios en organismos e instituciones públicas, semipúblicas y privadas" de Ecuador.

A su regreso, Cárdenas envió una carta dirigida al ministro David Chiriboga Allnutt, ofreciéndole el producto. A los pocos días, contó el empresario, recibió respuesta vía telefónica de un funcionario de esa cartera de Estado. Tras conversaciones, el gerente de Solysum viajó a Charlotte con delegados del MSP, entre los que estaba Patricio Ramos Vergara, director de la consultora Gens Sapiens

El MSP contrató a Gens Sapiens en septiembre del año anterior, para que evalúe la atención en los ocho hospitales públicos más grandes del país, y acompañe en un plan correctivo. Sus informes fueron la base para que el presidente Rafael Correa declare la emergencia sanitaria de este año.

Para cuando se realizó el viaje a Charlotte -en el que se embarcó Patricio Ramos-, el contrato de Gens Sapiens ya había expirado.

La consultora había llegado al Ministerio en el 2010, luego de un proceso en el que hubo tres invitados, de los cuales solo esta presentó una oferta; y, por tanto, se adjudicó el contrato. Su vinculación formal al Ministerio de Salud estuvo vigente hasta el 3 de febrero. Sin embargo, luego de esa fecha, siguió prestando sus servicios.

Con la declaratoria de emergencia del 11 de enero, el Ministerio asumió la potestad de adjudicar directamente contratos, sin licitación. Gens Sapiens asesoró en la definición de qué adquirir con los $ 406 millones presupuestados para este fin.

Cuatro meses después de que expiró el contrato con Gens Sapiens, el 16 de junio, en rueda de prensa, David Chiriboga reconoció que aún no se firmaba la contratación de la consultora. "En este momento estamos trabajando en ese contrato... Estamos en esa negociación", dijo.

No obstante, Gens Sapiens emitió un informe técnico y económico el 14 de marzo, en el que recomendó la compra de los hospitales MED-1 Partners. Allí indicó que la consultora "ha procedido a evaluar físicamente la opción de adquisición de hospitales móviles en las instalaciones de la empresa MED-1 Partners, en Estados Unidos... por lo que procede a recomendar que estos hospitales pueden utilizarse como una excelente alternativa para atención en casos críticos, catástrofes, pandemias".

Así, la recomendación de la consultora fue clave para incluir la compra de los hospitales móviles, a pesar de que no estaba prevista en el Plan de Intervención de la Emergencia.

El informe de la consultora también fue la base para la contratación a Solysum. El 17 de marzo, el entonces director de servicios de Salud del MSP, Gerardo Lemos, emitió los términos de referencia para la adquisición de los hospitales.

El 21 de marzo, el gerente del Proyecto Mi Hospital, José Oviedo, solicitó la autorización al ministro Chiriboga para iniciar el trámite de contratación. El 31 de ese mismo mes, el jefe de Cartera invitó a Solysum.

El 1 de abril fue clave. Ese día, la empresa presentó su oferta formal, el Ministro conformó el Comité de Emergencia para que la evalúe y este verificó que la propuesta cumplía con los requisitos mínimos. La adjudicación se firmó el 6 de abril y el contrato, dos días después.

El precio final por dos hospitales, que serían entregados en un puerto de Estados Unidos, fue de $ 35'120.311. Aparte, el Ministerio gastó $ 887.640 en los fletes y $ 181.966 en los seguros del transporte.

El pago por los hospitales se deposita en una cuenta de MED-1 en el banco alemán Commerzbank, cuando el contrato estipula que se lo haga en una cuenta de Solysum.

Para el gerente de Solysum, la compra de los dos hospitales es legal y el papel de Gens Sapiens "fue correcto". "No hay por dónde..., no tiene por qué ser incorrecto. No hay razón de que haya algo incorrecto", señaló.