Parcial atención primaria de salud en dispensarios

El director de la maternidad del suburbio Mariana de Jesús, Pedro Jiménez, sostuvo que se debe mejorar la atención que se da en los dispensarios de salud, para disminuir el número de pacientes que no necesitan ir a un hospital de especialidades.

Esto se refleja en el de niños Francisco de Ycaza Bustamante, donde la directora Patricia Parrales indicó que del 100% de atenciones recibidas en el área de emergencia, el 70% de estas debió acudir a un centro o subcentro de salud.

“Hay un problema de idiosincrasia, de que el hospital siempre está, nunca deja de atender, en cambio que en la unidad (dispensario) puede ser que ese día el médico tuvo algún congreso y no estuvo. El paciente dijo: ‘Fui por gusto y no me atendieron’. Debería mejorarse eso, que en estas unidades nunca falte nadie”.

Un equipo de este Diario realizó un recorrido por dispensarios del Ministerio de Salud Pública, la Red Complementaria de Salud y los hospitales del día del Municipio de Guayaquil.

En el área de salud Nº 9, el pasado 5 de julio, ubicado en Sucre y Víctor Hugo Briones, Carmen Viera, de 88 años, acudió a escuchar la charla para diabéticos. A ella le entregaron medicina hace un mes para tratar su diabetes. Ese día el medicamento se había agotado, por lo que su hija Rosa Peralta indicaba que esta vez le tocaría comprar la medicina en una farmacia. Aquí tampoco tenían fármacos para los hipertensos.

Esto no ocurrió en el centro de salud Nº 2, en Venezuela y Lizardo García. La directora Marcia Sánchez reconoció que la cobertura se ha ampliado unas cuatro veces más y que por eso requieren mejorar su infraestructura. Eso es precisamente lo que se hizo en odontología, donde se habilitó, por cuenta propia de los profesionales de este centro, una nueva área de atención.

Los pacientes que se atienden en la Red Complementaria de Salud, que reemplazó al Programa de Aseguramiento Popular (PAP) en febrero del 2010, al igual que algunos médicos, lamentan que no todas las áreas tengan un consultorio de pediatría, como sucede con el centro San Pedro Claver (cooperativa Balerio Estacio) y la clínica Aldaz (Guasmo norte).

“Cómo es posible que no haya un pediatra”, expresó Kathia Nazareno, quien el pasado 4 de julio solicitó una cita en la clínica Aldaz para su hijo Eddy Achilie por una gripe.

María Benítez, de 32 años, en cambio, señaló que a su padre, Vicente Benítez, de 68 años, le dieron paracetamol para su taquicardia. “Me tengo que ir a un médico particular”, manifestó Benítez, quien dijo que le pediría ayuda a su hermano para recaudar dinero para la cita.

La atención es distinta en los hospitales del día del Municipio de Guayaquil. Wendy Cepeda, de 38 años, indicó que es la segunda vez que acude al hospital del día del Kartódromo (Guasmo norte). Cepeda indicó que “en comparación a otros centros, este lleva la delantera; las enfermeras son atentas, hasta la secretaria es amable. Lo mejor de todo es que yo me puedo ir a mi casa con mis medicinas”.

La directora de esta área, Ruth Noboa, señaló que ante la demanda es necesario extender a 24 horas el horario de atención, que actualmente es de 07:30 a 16:00, pues se atienden a diario a unos 150 pacientes.

El Municipio de Guayaquil en los últimos cinco años ha invertido cuarenta millones de dólares en la administración, dotación de equipos y personal médico del Plan Más Salud.

Desde que empezó este programa, en el 2000, se han atendido más de siete millones de consultas médicas y dos millones de citas odontológicas.

La directora provincial de Salud, Rosario Cantos, refirió que la falta de medicinas que hay en algunos subcentros se debe en ocasiones al “descuido de la persona que pide al área, pero nosotros sí tenemos suficientes medicinas para tuberculosis, diabéticos e hipertensos”.

Asimismo, mencionó que hay un estudio para mejorar e incrementar los dispensarios, lo que harán en conjunto con la Prefectura del Guayas.

Textual: Paciente
Segundo Tinga
Diabético
“Hace un mes que no tengo medicamentos. Nos dijeron (área Nº 9 de Salud) que nos iban a dar para cinco días”.