Dos ingenios de Guayas se alistan para producir

Dentro de pocos meses, El Triunfo dejará de ser solo un productor de caña para convertirse en un nuevo procesador de azúcar. El ingenio Miguel Ángel, que se construye en el sector de El Vainillo, a unos 10 minutos de El Triunfo, entrará a realizar sus primeras pruebas en octubre próximo.

La infraestructura, cuyas máquinas fueron adquiridas a un ingenio que operaba en El Salvador, está lista en un 98%, dentro de un área que se encuentra rodeada de grandes extensiones de caña, banano y una cantera municipal.

De propiedad de la compañía Sonino y edificado con un monto aproximado de 25 millones de dólares, el complejo azucarero encenderá sus máquinas este semestre con la idea de probarlas e iniciar su periodo de zafra normal desde el 2012.

Una vez operativo, el ingenio pretende alcanzar una producción de un millón de sacos de azúcar por año. En sus planes también está producir etanol con los residuos de la caña.

"Es una capacidad inicial que se irá probando para hacer mejoras", aseveró Astolfo Pincay, presidente del directorio de Sonino, compañía en la que tienen participación cañicultores.

La materia prima que procesará esta industria no solo provendrá de los actuales cultivos de caña de la zona, sino de otras áreas de producción que se están incorporando. Unas 2.500 hectáreas de caña de azúcar están en desarrollo.

Al momento, 400 personas, entre mecánicos, técnicos, soldadores y electromecánicos, laboran en el montaje de la estructura de la industria y se espera que, ya en funcionamiento, el ingenio genere 1.000 empleos directos.

Otro complejo que prepara su infraestructura para entrar al mercado es el ingenio San Juan, que se levanta en la vía a General Villamil (Playas). La edificación del ingenio, del grupo constructor Hidalgo e Hidalgo, está adelantada y parte de su estructura ya es visible desde la autopista que conduce a ese balneario.

Maquinaria agrícola e industrial prepara en estos días los terrenos que bordean al ingenio, mientras que decenas de personas trabajan en la estructura interior del complejo.

Su construcción ha generado expectativas en la población. El alcalde de Playas, Michel Achi, indicó que aunque la mayor parte del ingenio está sobre territorio de Guayaquil y otra parte sobre General Villamil, esperan que "se genere mucha mano de obra" local.

Miguel Pérez, presidente de la Federación Nacional de Azucareros de Ecuador, estimó que la producción inicial de ese ingenio podría estar en unas 20 mil toneladas (400 mil sacos de azúcar).

Actualmente, Ecuador produce más de diez millones de sacos de 50 kilos, con lo que se cubre la mayor parte de la demanda interna. La producción de los nuevos ingenios elevará a partir del 2012 ese nivel, por lo que los cañicultores ven que no sería necesario importar grandes cantidades de azúcar.

Según datos de la Cámara de Comercio de Guayaquil, las importaciones de azúcar blanca se incrementaron en el primer semestre, al permitirse el ingreso de 50.000 toneladas para este periodo. El producto no iba destinado para la venta al público, sino como materia prima de industrias como la confitera y elaboración de gaseosas.

Cifras

400
personas trabajan en el montaje del ingenio Miguel Ángel.

$ 50
millones es la inversión estimada en la construcción de ingenios.