Reemplazo temporal de Chávez y cáncer que sufre, temas de debate en Venezuela

AP-AFP-REUTERS
CARACAS.- La oposición venezolana insistió en que debido a la prolongada permanencia en Cuba del presidente Hugo Chávez, para tratarse un tumor cancerígeno, la dirección del gobierno debe ser asumida por su vicepresidente Elías Jaua, tal como lo establece la Constitución.

Pero Jaua descartó que se declare la "ausencia temporal" de  Chávez, de 56 años, quien anunció el jueves en Cuba, donde está desde el 8 de junio, que le fue extirpado un tumor con células cancerígenas cuya localización no precisó.

El líder del bloque opositor en la Asamblea Nacional, diputado Alfonso Marquina, afirmó el sábado que Chávez "dejó de cumplir funciones de Estado y pasó a atender una situación personal como es un quebranto de salud" en Cuba y que por esa razón se debería declarar la "ausencia temporal" del mandatario para que Jaua asuma sus funciones.

Marquina dijo al canal de noticias Globovisión que Chávez "tiene derecho a hacer su reposo, atender a las prescripciones médicas" e  "incorporarse en el momento en que su estado de salud así lo permita", pero que mientras ese proceso de recuperación se completa, el vicepresidente debe asumir la jefatura de Estado para "normalizar institucionalmente a Venezuela".

Expertos señalan que el ahínco del gobierno por no dejar aparecer
ninguna fisura es tal que pese a su enfermedad Chávez sigue ostentando
el poder ejecutivo, lo que atenta contra la Constitución.

La Carta Magna venezolana establece que ante una ausencia temporal del jefe de Estado, el vicepresidente debe asumir de forma provisional sus poderes. También deja claro que esta ausencia temporal no podrá ser superior a 90 días, prorrogables por otros 90 por el Parlamento, antes de decretar una ausencia absoluta.

Pero en este caso, el Parlamento ni siquiera ha decretado la ausencia temporal de Chávez, que sigue firmando decretos y dictando directrices de gobierno desde La Habana. Esto quebranta, según los expertos, otro artículo de la Constitución, que estipula que el Poder Ejecutivo tiene su sede en Caracas.

"No hay ausencia absoluta ni ausencia temporal (...) El presidente está en pleno ejercicio de su mandato, en el marco de lo que establece la Constitución. No hay necesidad de transferencia de mandato temporal", insistió Jaua, quien de facto preside ya numerosos actos de gobierno que normalmente estarían encabezados por Chávez.

Durante el acto de ascenso de un grupo de generales y almirantes donde por primera vez en doce años el gran ausente fue Chávez, Jaua dijo hoy que pese a su convalecencia el mandatario seguirá cumpliendo con sus funciones y "dirigiéndonos hacia la grandeza de la patria bolivariana".

Posible cáncer de colon

En un discurso desde La Habana, Chávez anunció el pasado jueves que tras una primera intervención a la que fue sometido el 11 de junio por un absceso pélvico, debió ser operado por segunda vez debido a que se le detectó un tumor.

Agregó que recibe "tratamiento complementario para combatir los diversos tipos de células encontradas y así continuar por el camino de mi plena recuperación".

Pocas personas aparte del líder socialista y sus médicos saben cuál es la condición precisa. Los rumores reportados por la prensa y discutidos en los círculos diplomáticos se centraron en un cáncer de próstata.

Pero si bien Chávez no precisó la ubicación del tumor, el médico Michael Pishvaian, especialista en cáncer gastrointestinal del Centro de Cáncer Lombardi Comprehensive de la Universidad de Georgetown, dijo que "estadísticamente, lo más probable es que sea un cáncer colorrectal" y que el proceso de recuperación del mandatario dependerá del tipo de cáncer y del estado en que se encuentre la enfermedad.

Pishvaian, que no está tratando a Chávez, dijo que el cáncer colorrectal explicaría la primera cirugía de un absceso pélvico y los tratamientos por infección, pues suele presentarse primero como abscesos si el tumor destruye el revestimiento del colon. Cuando se práctica una cirugía para extirpar el absceso, a menudo los patólogos descubren el cáncer, con lo que se requiere una segunda operación más completa, resaltando que ha tratado pacientes con los mismos síntomas.

Pishvaian no descartó otras posibilidades como cáncer de vejiga o un extraño tipo de cáncer llamado sarcoma, aunque cree que este caso es improbable porque los tumores de próstata casi nunca causan abscesos.

Las circunstancias de la enfermedad de Chávez aún se desconocen, pero Pishvaian dijo que incluso en casos en que el cáncer colorrectal se ha extendido hasta los ganglios linfáticos sin ir más allá, las posibilidades de una completa recuperación son de entre 45% y 75%.

"El hecho de que dijera claramente que se siente enfermo es perfectamente normal después de la cirugía. Además está combatiendo una gran infección", declaró. "Aún podría curarse y recuperarse", indicó Pishvaian. Dijo asimismo que suponiendo que Chávez padeciera cáncer colorrectal y necesitara una quimioterapia, ésta no empezaría hasta agosto.