Tame reinicia vuelos hacia Manta

Luego de efectuarse mejoras en el interior de la compañía, como reducir costos de operación y ubicar las rutas en horarios adecuados, Tame retomó ayer la ruta Quito-Manta-Quito.

A las 07:26, el avión Embraer 170, con capacidad para 76 pasajeros, aterrizó en la pista del aeropuerto Eloy Alfaro de esta ciudad manabita, tras 19 meses de eliminar esta frecuencia.

La aerolínea ofrecerá, por el momento, 12 vuelos desde Quito a Manta y viceversa (dos de lunes a viernes y uno tanto el sábado como el domingo).

Según el análisis de la empresa, la idea es tener hasta el 70% de ocupación de la nave, es decir, que al menos 55 pasajeros deberán ocupar sus asientos en cada ruta. El pasaje tendrá un costo de 92 dólares.

Gustavo Cuesta, presidente ejecutivo de Tame, indicó que la perspectiva de la empresa será la de incrementar a partir de octubre las rutas hacia destinos que habían sido suspendidos hace dos años como Tulcán, Macas, Loja y Salinas, mientras que otras rutas hacia Portoviejo también están en análisis.

Estas frecuencias serán cubiertas con las tres aeronaves ATR 42500, de 48 asientos, que fueron contratadas por el Estado con una inversión de $ 50 millones y las que están siendo ensambladas en Francia.

El principal de Tame anticipó que desde septiembre operarán con vuelo desde Córdoba, Argentina, con lo que conseguirá ingresar a ese nicho.

Nuevas Regulaciones

La ministra de la Producción, Nathalie Cely, anunció el sábado, en su cuenta de Twitter, que se alistan nuevas regulaciones para las aerolíneas.

“Con las nuevas regulaciones se les acabará los abusos... Las estamos afinando, espero en julio le presentemos al presidente”, aseguró Cely, luego de que se quejó por la cancelación de su vuelo. “Aerogal cancela vuelo en Portoviejo y nos lleva en bus a Manta!”, dijo.

En mayo, tras llegar tarde a una cita empresarial por el atraso de su vuelo, Cely indicó que propondrían al presidente “que los subsidios que se entregan a las aerolíneas no solo deben estar ligados a la modernidad de la flota, sino al cumplimiento de los horarios”.