Hospital móvil atendió con médicos prestados

“Está bien, pero es desesperante, no hay medicinas para lo que se necesita”. Así se refirió Esperanza de Trujillo, de 68 años, sobre el primer día de atención del hospital móvil que inauguró ayer el ministro de Salud, David Chiriboga, en la explanada del estadio modelo de Guayaquil Alberto Spencer Herrera.

Manuel Trujillo, de 72 años, tiene cáncer, señaló su esposa, Esperanza, a quien le molestó que no le den dolgenal (analgésico para el dolor).

Ana León, de 38 años, calificó la atención de “pésima” pues, según ella, llegó a las cinco de la mañana y recibió atención a las once. “No hubo organización, la atención no es como la pintan en la televisión: le dicen que hay de todo, pero al fin y al cabo tengo una dolencia en el brazo izquierdo y la doctora de medicina general me supo decir que tal vez es el corazón, y ¿cómo sé si los medicamentos que me dan están bien recetados?”.

Ella pidió que la deriven junto con su hijo, de 16 años, al hospital Abel Gilbert Pontón pues ya no tiene dinero para llevarlo al hospital de la Junta de Beneficencia Roberto Gilbert.

En cambio, Daniel Barahona, el primer paciente atendido en el hospital móvil, criticó la atención en los hospitales del Municipio de Guayaquil, donde manifestó que le dieron “dos pastillitas para mi diabetes”, y destacó: “Aquí la atención es magnífica, gracias a Correa”.

El equipo médico está conformado por 29 personas, entre médicos y enfermeras de los hospitales Abel Gilbert, de Infectología José Daniel Rodríguez y de niños Francisco de Ycaza Bustamante.

Jairo Corozo, de 28 años, en cambio, necesitaba la atención de un traumatólogo, pero tampoco halló esta especialidad.

Blanca Gallardo, de 72 años, indicó que llevó la radiografía de su brazo derecho. “Aquí me dijeron que no atienden esto, voy a tener que ir al Luis Vernaza para hacerme atender; el doctor me dijo que espere un ratito, que me va a conseguir la medicina”, expresó Gallardo, quien esperaba por amoxicilina y paracetamol, por un dolor de cabeza que le causó mareos.

El director médico del hospital Abel Gilbert (suburbio), José Marazita, explicó que la falta de medicinas se debió a que ayer aún se las ingresaba en el sistema del área de farmacia. “Nos estamos manejando manualmente; dolgenal no hay porque es comercial, tenemos el genérico que es acrogésico”.

Marazita indicó que momentáneamente se han instalado ocho cubículos con las especialidades de medicina general, interna, pediatría y ginecología.

Él expresó que pronto se indicará qué días se darán consultas por especialidad. “Van a haber días para traumatología, oftalmología”, lo que prevé implementar la próxima semana.

Las áreas fueron adecuadas con camillas que se trajeron de la maternidad del Guasmo Matilde Hidalgo de Procel.

Algunos de los pacientes recibieron camisetas con el logo del hospital móvil y pines.

Operaciones

El ministro de Salud, David Chiriboga, indicó que se prevé atender entre 12 a 16 cirugías al mes, de 07:00 a 19:00. Ayer se atendieron 300 personas cuando se tenía previsto 200 al día.

Inversión

Los dos hospitales móviles (otro llegará en agosto) costaron $ 35’100.000.