'Nosotros somos responsables del atraso, no el MSP'

Los dueños de las clínicas, policlínicos y centros privados que prestan servicio a la Red Complementaria del Ministerio de Salud Pública se responsabilizaron del atraso de los sueldos a los médicos, personal administrativo y de servicio que labora en estos centros.

Así lo afirmó ayer el presidente de la Asociación de Clínicas Privadas, Luis Aldaz, quien deslindó la responsabilidad de la cartera de Salud. “Somos nosotros los que nos hemos atrasado con el personal”, indicó Aldaz, quien estaba acompañado de cuatro representantes de centros de salud de Hogar de Cristo, de San Eduardo, Los Esteros y del Guasmo sur.

Aldaz dijo que se atrasaron en la entrega de facturas porque estaban negociando un nuevo tarifario con esta cartera.

Explicó que en febrero pasado, cuando cumplieron un año en la Red Complementaria, le propusieron al Ministerio de Salud que requerían revisar el tarifario (les pagaban $ 2,50 por una consulta de medicina general y $ 2,80 por una odontológica). En ese mes iniciaron negociaciones con los representantes del Ministerio y delegados de la red, hasta que en abril pasado hubo un acuerdo.

Este nuevo tarifario, dijo, quedó establecido en $ 4,50 para consulta de medicina general y $ 5 para odontología. “Una vez que hemos llegado a un acuerdo y conseguido el nuevo tarifario, recién hemos entregado al Ministerio de Salud las facturas por nuestro trabajo de febrero, marzo y abril”.

El 10 de mayo pasado, añadió, entregaron los informes y pro formas de facturas y una vez que fueron auditados en la Dirección de Salud se dieron facturas originales para proceder al pago. “Al momento estamos cancelando algunas clínicas que entregamos facturas el 10 de junio. Las otras clínicas que han entregado hoy (lunes) estarán cancelados sus haberes mañana (hoy)”, expresó.

Según Aldaz, algunos de los médicos que trabajan en las unidades de salud, que denunciaron estar impagos en algunos casos cinco meses y en otros dos, son personal nuevo, por lo que desconocen que son los dueños quienes les deben cancelar sus sueldos.

Agregó que por ello se reunieron el jueves pasado con los médicos de la red para indicarles que “no hay ningún tipo de resentimiento, comprendemos que hayan hecho este tipo de denuncia (...) aquí venimos laborando con ellos mismos”.

Sobre la falta de medicinas, dijo que la demanda de consultas provocó escasez apresurada, pero la semana pasada llegó la remesa para dos meses.