Proyecto para sancionar a fumadores, pendiente de legislar desde el 2006

Cinco años han pasado desde que el entonces Congreso Nacional considerara en primer debate la Ley Orgánica Reformatoria a la Ley de Defensa del Consumidor, llamada también Ley Antitabaco.

El escrito proponía multas de $ 50 para quienes fumasen en el interior de sitios públicos como restaurantes, cines, ascensores, teatros, auditorios, coliseos, estadios, dependencias públicas, entre otros. Este proyecto no pasó a segundo debate para su definitiva aprobación, por eso aún no se la aplica como ley.

La Comisión de Salud de la Asamblea Nacional tiene pendiente esta ley, la que es desconocida incluso por funcionarios públicos de salud.

Hoy, que se celebra el Día Mundial sin Tabaco, autoridades de Salud e instituciones educativas como la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES) insisten en que son necesarias más charlas de prevención contra el tabaco.

El expresidente de la República Alfredo Palacio expresó que para ello es indispensable que las universidades se declaren campus libres de humo y por eso hará una campaña hoy, a las 09:30, en la Plaza Rocafuerte, para crear conciencia sobre los efectos nocivos del consumo de cigarrillo.

Palacio reconoció que aún hace falta invertir en publicidades contra el tabaco.

“No hemos mejorado, pero no solo es culpable el Estado, sino también la Organización Mundial de la Salud”, indicó Palacio, pues dice que no se han preocupado por disminuir las campañas de las tabacaleras.

En el neumológico Alfredo Valenzuela también se realizarán charlas contra el consumo del tabaco, de 09:00 a 13:00.

El neumólogo de esta casa de salud, Michel Blacio, explicó que el número de pacientes con enfermedades relacionadas con el tabaco no ha disminuido en los últimos 10 años, sino que se han incrementado al menos en un 10% los casos de enfisema pulmonar y cáncer.

Blacio señaló que en sus consultas siempre pregunta a sus pacientes: “¿Me puede escribir un beneficio de fumar?”; y luego les dice: “Pongan en una balanza, la vida o fumar”. “Hay algunos que eligen fumar porque igual se van a morir de algo, el problema es que tendrán una discapacidad durante muchos años”, mencionó Blacio.

Del total de pacientes que atiende Blacio en el área de consejería, el 60% deja de fumar. “Muchos intentan una y otra vez hasta que lo logran”.

Cifras

2’500.000
personas mueren al año por patologías relacionadas con el consumo del tabaco.

600.000
fumadores pasivos fallecen al año por los efectos nocivos de una larga exposición.

4.000
personas pierden la vida al año en Ecuador con enfermedades asociadas al consumo del tabaco.

El 44%
de los fumadores tiene problemas cardiacos.