Se limitan consultas médicas a maestros en horas de clases

“La única instancia que autoriza la ausencia de los docentes al amparo de certificaciones del Seguro Social es la Dirección Provincial de su jurisdicción (Educación). En el caso de planificar una consulta médica, esta no puede afectar la jornada de trabajo con estudiantes”.

Esa es la nueva disposición (punto 2) que consta en la circular 023 del 18 de abril pasado firmada por la subsecretaria de Educación del distrito de Guayaquil, Mónica Franco, y que ha causado preocupación entre los rectores y docentes fiscales.

César Burgos, rector del colegio fiscal Camilo Destruge, señaló que el problema surge porque las citas médicas que se solicitan a través del call center del hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) se las conceden de acuerdo a la disponibilidad del especialista y no del afiliado.

“Aquí un profesor entra a las 06:55 y sale a las 14:45, entonces tiene que coger las citas de tarde, pero a veces no hay y les dicen ‘o toma de mañana o lo deja’”, comentó Burgos, al indicar que él no puede impedir al docente que no se vaya.

Lo mismo opinó la maestra Janeth Luna, quien comentó que a fines de abril requirió una cita médica en el call center del Seguro Social, pero como estaba dentro de su horario de trabajo no acudió y debió optar por un médico particular.

“Cuando uno llama al call center nos dan la hora que ellos tienen disponible no es la hora a la que nosotros laboramos o no laboramos”, señaló.

Burgos, con la firma de respaldo del personal docente del plantel, ha presentado un comunicado a la subsecretaria del distrito Guayaquil sugiriéndole una rectificación o un acuerdo con el IESS para que las citas médicas no interrumpan la jornada de trabajo docente.

La misma opinión la tiene Nerie Castillo Bravo, director de la escuela fiscal Mercedes Moreno Irigoyen. Él ha enviado un escrito a la funcionaria señalando que la Ley Orgánica del Sevidor Público dice que “las y los servidores tendrán derecho a permiso para atención médica hasta por dos horas, siempre que se justifique con certificados médicos” otorgado por el IESS o avalado por los centros de salud pública.

La subsecretaria dijo que esta disposición no hace referencia a las atenciones que puedan presentarse por emergencia sino a los tratamientos o terapias continuas para que, en lo posible, los maestros escojan citan que no afecten a los alumnos.

“Estamos haciendo una excitativa para el tipo de tratamientos largos que a veces, por ejemplo, requieren dos horas de terapia diaria, que a veces están dentro de la jornada y el alumno es el perjudicado...”.

Agregó que las justificaciones de las ausencias del personal docente la deben hacer los directores y rectores de los planteles que a fin de mes deben reportar las asistencias y faltas con los certificados del Seguro Social en la Dirección Provincial de Educación.

Si la ausencia es de más de 15 días, el trámite lo debe hacer el mismo maestro.

“Cada vez que se llama al call center nos dan la hora que ellos (médicos) tienen disponible”.
Janeth Luna
Profesora del Camilo Destruge

“He perdido citas médicas en el IESS por el horario y he tenido que hacerme ver de un médico particular”.
Guillermina Mestanza
Rectora del Francisco de Orellana