Ahora en Portada


La falta de enfermeras, problema de hospitales

Martha Quiroz, de 25 años, estudió cinco años en la Universidad Eloy Alfaro de Manabí para ser enfermera. Ella tiene apenas un mes y medio en el área de emergencias del hospital de niños Francisco de Ycaza Bustamante.

Para Quiroz esta profesión, que hoy celebra su día, exige una gran responsabilidad.

“Si nos nace dar servicio se ejerce la profesión con humanismo”, expresó Quiroz.

En esta casa de salud el sueldo promedio de una licenciada en enfermería es de $ 950, aunque en el hospital del seguro Teodoro Maldonado Carbo la cifra supera los $ 1.000.

Así lo señaló la coordinadora de Gestión de Enfermería, Teresa Eras, de 62 años, quien trabaja allí desde hace 32 años.

Eras mencionó que no es suficiente el número de enfermeras que posee este centro y que al menos se requiere de la contratación de 100 más.

Allí hay 257 enfermeras y 261 auxiliares, pero según Eras el 25% de este personal está desde 1985, año en el que se fundó este hospital que tiene 356 camas en los 17 servicios médicos.

La enfermera María de Mieles, de la maternidad Matilde Hidalgo de Procel, reconoce la falta de enfermeras, pero insiste en que es una profesión enriquecedora que permite estar en contacto con los pacientes.

Mieles, quien asistió al primer congreso de Enfermería que se realizó ayer, expresó que la enfermera no siempre puede atender a todos los pacientes.

“Hay hospitales (Guayaquil) donde hay una enfermera para atender a 60 pacientes, humanamente es imposible que los pueda atender a todos”, dijo.

Ella agregó que en la maternidad Matilde Hidalgo de Procel en la Unidad de Terapia Intensiva tienen una enfermera para cinco infantes, lo que sostuvo es bastante pues internacionalmente se establece que en esta área deben haber al menos dos enfermeras por niño.

El poco personal, según Mieles, se debe a que es una profesión sacrificada y muy pocos bachilleres optan por esta, aunque reconoce que si bien en los últimos años se ha incrementado, sigue siendo poca.

Este problema también afecta a hospitales de la Junta de Beneficencia como la maternidad Enrique Sotomayor.

La enfermera del hospital Frederick Memorial de Maryland (Estados Unidos), Janice Beckman, quien también asistió al congreso de Enfermería, indicó que trabaja en este centro ayudando a los médicos y enfermeras de la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatología, donde señaló que debe haber más comunicación entre los médicos y las enfermeras.

Asimismo, indicó que se necesita más enfermeras para capacitar a las auxiliares.

Expresó que, según un informe de ese centro, hay dos enfermeras para atender a 16 pacientes, lo que significa que cada una tiene que vigilar a ocho. Beckman recomienda que se aumente al menos a cuatro.

Más datos: Se prevé Aumento
Profesionales
La enfermera María de Mieles, de la maternidad Matilde Hidalgo de Procel, explicó que la Dirección Provincial de Salud del Guayas está preparando a 200 estudiantes de enfermería, que cursan el último año y realizan prácticas, para colocarlas en los hospitales donde haya más necesidad.