Se abre expediente a hospital por presencia de bacteria


PORTOVIEJO.- El aislamiento de una paciente en el hospital Verdi Cevallos Balda de Portoviejo y la denuncia de sus familiares sobre la falta de asepsia y la bacteria que la mujer supuestamente adquirió en esa casa de salud, llevó a la Defensoría del Pueblo de Manabí a abrir un expediente contra este nosocomio de la capital manabita.

Todo comenzó el pasado lunes, cuando tres pacientes fueron evacuados de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del área de Infectología porque Siria Centeno Pita, de 86 años, no respondía a los tratamientos para reducir el impacto de la neumonía que padece pues la bacteria que la afecta, Acitetobacter baumannii/haemolyctus, es resistente a todo tratamiento médico, explicó Julio González, director del hospital. Inclusive, los galenos que atienden a la paciente fueron sometidos a un riguroso control.

A las 10:30 de ayer fue habilitada la UCI, luego de casi 24 horas que se evacuaron a las personas que se hallaban en esa área junto con Centeno, cuyo estado de salud es de sumo cuidado.

La denuncia de Lorena Castillo, nieta de Centeno, generó preocupación entre los pacientes y las autoridades provinciales, al asegurar que la afectación de la bacteria se generó al interior del hospital.

La bacteria se presenta en superficies húmedas intrahospitalarias como los equipos de terapia respiratoria o por los conductos de aire de las casas hospitalarias, explicó Alfredo Villacís, especialista en Medicina General, quien agregó que se debe averiguar la forma de contagio en la paciente.

Según Castillo, su abuela llegó hace 31 días al hospital caminando y con una afección de bronquitis, pero luego de que -según reportes médicos- fuera derivada a otra sala se le divisó una fibrosis pulmonar que con el paso de los días se habría agravado aparentemente por el contagio con la bacteria.

"Ella aquí (hospital) se complicó. Pasó 9 días en terapia intensiva, luego regresó a sala de recuperación por el alta médica que le dio el neumólogo y cuando la derivaron al área de Cardiología para que le hagan controles afloraron los síntomas de la bacteria. (Aquí) tienen cierto grado de responsabilidad porque no han tenido la asepsia para evitar que se infecten los pacientes y tampoco ha habido el protocolo médico necesario para conocer la evolución del paciente", relató Castillo.

Exigió la intervención del Ministerio de Salud Pública, debido a que ya no cuentan con recursos para adquirir medicamentos como Tigacid, que solo se consiguen bajo pedido en Guayaquil o Quito.

Castillo señaló que en la sala donde se encontraba su abuela también estaba una paciente con problemas similares, que ya fue evacuada, un hecho del cual no hubo respuesta de las autoridades hospitalarias.

El director del hospital confirmó que Centeno padece una enfermedad obstructiva crónica y que se le detectó la bacteria luego de un examen prolijo. Agregó que después se recomendó la evacuación de tres pacientes de UCI y negó que otras áreas estén afectadas.

Por lo pronto aseguró que se hizo la limpieza general de la UCI, aunque no determinó la forma cómo se contagió la paciente. También negó que otros asilados que hayan mantenido contacto en el área que se mantuvo Centeno fueran contagiados con la bacteria.

La falta de limpieza en algunas áreas del hospital generó la reacción de Franklin Izurieta, delegado de la Defensoría del Pueblo de Manabí, quien abrió el expediente por la presencia de la bacteria que se habría presentado en esa unidad médica.

Izurieta dispuso el traslado de dos funcionarios de la Defensoría al hospital y tomar muestras y otras informaciones sobre el estado de aseo del principal centro médico de la provincia. "Una vez que comprobemos las denuncias haremos un exhorto a la dirigencia del hospital para que mejore la situación y elevaremos la denuncia a nivel nacional para que se dirija la investigación al Ministerio de Salud Pública", declaró.

El funcionario calificó de alarmante la denuncia realizada por Castillo, en el sentido de que su abuela se contagió de una bacteria en el hospital, mientras las autoridades de salud manifiestan que la situación está controlada.

Más datos: Nosocomio
Gestión
El hospital Verdi Cevallos de Portoviejo es uno de los ocho considerados de atención prioritaria por el decreto de emergencia de salud. El mes pasado la Contraloría del Estado anunció una auditoría de gestión a esta y otras casas asistenciales del país por su crítica situación.

Recorrido
En un recorrido efectuado ayer por este Diario, en el Verdi Cevallos se observaron restos de un ave sobre un tejado cercano a la UCI de niños; camillas sin colchoneta; ductos de aire acondicionado con óxido y falta de mantenimiento; y basura con desechos hospitalarios abandonados al ingreso del centro de Salud de Portoviejo que está al lado del hospital.