Ecuador, con el segundo mayor número de mamíferos en peligro

BBCMUNDO-REDACCIÓN
.- Ecuador aparece como el segundo país, detrás de Indonesia, con el mayor número de especies de mamíferos amenazadas en el mundo, en el segundo Libro rojo de mamíferos del Ecuador, presentado el pasado 29 de marzo.
Mientras en el año 2001, fecha de la publicación del primer libro de este tipo, se reportaron 43 especies en peligro, diez años después el número se ha elevado a 101, aunque Diego Tirira, editor de ambas publicaciones, aclara que este incremento se debe también a que ahora contaron con más recursos e información.

"Este libro lo ubica (a Ecuador) solo detrás de Indonesia, que tiene 185 especies amenazadas", dice el biólogo Tirira.

El incremento de 126% de especies afectadas responde también al constante deterioro del medio ambiente. "La deforestación no para y la cacería y el tráfico de animales continúan", añade Tirira.

Santiago Burneo, del equipo de investigación biológica, comenta que a diferencia del 2001, cuando contaron con un equipo de 20 científicos, ahora lograron reunir a 50, que no solo aportaron con información detallada sobre cada especie, sino que identificaron las posibles causas de estos cambios.

Ecuador es considerado como uno de los 17 países biológicamente megadiversos; tanto, que en cantidad de especies de mamíferos, ocupa el noveno puesto en el mundo, detrás de países como Brasil, China, México, Indonesia, Perú y Colombia, a pesar de que su superficie es de 5 a 31 veces menor.

En lo referente al endemismo, Ecuador tiene 41 especies (10,1% del total nacional) de mamíferos que no están presentes en ningún otro país; de estas, 15 son conocidas de una sola localidad o su registro se basa en uno o dos individuos, mientras que 26 especies provienen de varios lugares y su distribución es mejor conocida actualmente.

Por ejemplo, la zona que registra el mayor número de especies endémicas, 17 en total, es el piso alto andino (provincias de la Sierra norte); mientras que las islas Galápagos presentan el índice más alto de endemismo, pues de las 11 especies de mamíferos presentes, 9 son endémicas, 2 lobos marinos y 7 ratones.

El Libro rojo califica a los mamíferos en nueve categorías: extinto, extinto en estado silvestre, en peligro crítico, en peligro, vulnerable, casi amenazado, preocupación menor, datos insuficientes y no evaluado. En la última publicación, 45 especies han empeorado su situación, es decir, han pasado de estar casi amenazadas a figurar en la categoría en peligro crítico, o han ascendido en grado de riesgo de vulnerables a en peligro, entre otros cambios, donde solo uno es positivo: una especie de ratón de los páramos que pasó de en peligro a vulnerable; aunque Burneo explica que la razón de esta aparente mejora puede ser que en la última investigación se abarcó mayor cantidad de territorio al estudiado en el 2001.

Más de tres variedades de murciélagos y más de cuatro clases de monos son algunas de las especies en peligro crítico del país.

Respecto de las posibles causas del deterioro de la estabilidad de los mamíferos, investigaciones del World Conservation Monitoring Center estiman que la pérdida o modificación del hábitat afecta al menos al 76% de las especies en peligro de extinción en el mundo.

Esto también es considerado en el país, donde la fragmentación de los hábitats y la deforestación son la mayor amenaza para la conservación de la biodiversidad y constituyen la causa principal para la extinción de las especies silvestres, explica Tirira. "La legislación para proteger a la naturaleza existe y es muy severa. Se sanciona con prisión de uno a cuatro años a quien sacrifique, comercialice o transporte alguna especie incluida en las dos ediciones del Libro rojo de mamíferos del Ecuador. Pero en la práctica nadie ha sido sancionado. Nadie está preso por esto, a pesar de que mucha gente los caza, los vende...", añade.

Burneo explica que las especies de la Costa son las más amenazadas, porque en esta región es donde mayor área de vida se ha perdido, por cultivos principalmente. "Solo queda el 4% de los bosques originales", informa el especialista.

En la Costa hay bosques tropicales y secos, donde se encuentra la mayor diversidad de mamíferos. "En Esmeraldas se sigue deforestando, se siguen reemplazando bosques por plantaciones de palma. Sí, se ha reducido la intensidad, pero no se ha detenido el proceso, y mientras cosas así sigan pasando, seguiremos perdiendo especies", añade Burneo.

Tirira explica que los problemas responden a diversas causas. Dice que la Policía Ambiental y demás órganos de control poco o nada conocen de esto, al igual que jueces y abogados, que no sabrían qué hacer en estos casos. Además, ¿quién presenta la denuncia?, ¿quién le da seguimiento?, se pregunta. "Hay muchos impedimentos para que esta legislación sea efectiva", comenta.

Mientras, las cifras continúan desalentando. Según la organización científica Millennium Ecosystem Assessment, se estima que de cada 1.000 especies de mamíferos, menos de una especie se ha extinguido en cada milenio, hasta el 2003. Sin embargo, ahora la tasa de extinción es mil veces más alta que la anterior y la tasa proyectada de extinciones futuras será 10 veces más alta que la tasa actual.