Pacientes se quejan por escasez de medicinas en Hospital de Ambato

“Las cosas se ponen peor, antes me daban por lo menos la mitad de lo que pedía, ahora nada”. Es la queja de Nancy Ponluisa al no conseguir “ni siquiera” las 30 tabletas de vitaminas que le recetó el ginecólogo y que debía retirar en la farmacia del hospital Docente de esta ciudad.

La embarazada compró esos fármacos y otros medicamentos en boticas externas al centro médico, cuyo déficit de medicinas también afectó a Ana Toalombo, quien asimismo adquirió las gotas para oídos y pastillas que le recetaron en los exteriores del hospital. “Soy pobre y por eso vengo aquí para que me atiendan y me den ahí mismo la receta, pero no hay”, expresa la mujer con desazón.

A esa carencia se suma la de insumos básicos para cirugías, según corroboran parientes de Delia Vásconez, que dicen que compraron “hasta la indumentaria del médico”, mientras enseñan facturas que demuestran que han gastado al menos $ 400 en farmacias particulares.

Los lamentos son comunes en el área de farmacia del hospital Docente, pues los usuarios que buscan remedios reciben como respuesta un “no hay medicamentos”, pese a que en el país rige la emergencia sanitaria en la que el Gobierno ha destinado $ 400 millones para equipamiento y compra de insumos con el propósito de suplir las falencias en el área de Salud. Y sumará otros $ 400 millones en una segunda etapa.

Los usuarios del hospital Docente –que no está incluido dentro de los ocho en los que el Gobierno ejecuta un plan piloto de reestructuración– dijeron que respecto al desabastecimiento de fármacos les indicaron que desde el 25 de marzo no mandan nuevas remesas.

La falta de medicinas incluso ha provocado roces entre médicos y pacientes. Los primeros alegan que no es culpa de ellos que la gran demanda genere que las medicinas escaseen rápido. Marlene Moreno mencionó que de seis fármacos recetados tan solo uno le dieron.

Renuncia del director

En el hospital nadie da una respuesta ante la falta de medicinas. No había ningún funcionario en el despacho del director, pero en la Secretaría comunicaron ayer que Opilio Córdova, el director, renunció “de manera irrevocable” el 5 de abril pasado, luego de reintegrarse de sus vacaciones anuales.

Rodrigo Jordán, secretario de los trabajadores del hospital, admitió el malestar de los pacientes. “Todo lo que les recetan los médicos no encuentran en la farmacia y tienen que salir a comprar”, mencionó.

Convenio de servicios

En tanto, el director médico del hospital Millenium, Francesco Córdova, afirmó que el centro suscribió un convenio con el Ministerio de Salud por $ 208 mil para que en esa casa de salud las personas beneficiarias del bono de desarrollo reciban servicios en cuanto a tratamientos de apendicitis aguda, cesárea, parto, extirpación de vesícula, hernias, próstata y extirpación del útero.

Señaló que los pacientes que requieran de atención serán remitidos desde el hospital Ambato o de los cantones de Tungurahua, para ser operados en el Millenium.

Presidente Correa

El 11 de febrero pasado, en Ambato, el presidente Rafael Correa anunció la compra del hospital Millenium. “Con la emergencia vamos a comprar un hospital privado, vamos a llegar a un convenio, pero con la emergencia podemos ordenar el convenio...”, citó.

‘No hay acercamientos’

Francesco Córdova, director del Millenium, negó que haya acercamientos en ese sentido.