Ecuador: Lucha contra el cambio climático está en fase agónica

EFE
BANGKOK, Tailandia.- Ecuador alertó hoy que la lucha contra el cambio climático se encuentra en una fase agónica por la falta de voluntad política para continuar con la implementación de los acuerdos alcanzados en la cumbre de Cancún (México) el pasado año.

El jefe de la delegación ecuatoriana en la reunión que Naciones Unidas celebra en Bangkok, Daniel Ortega, señaló que Ecuador no ve con optimismo el resultado de las cinco jornadas de deliberaciones que han mantenido los representantes de cerca de 200 países para dotar a las naciones en vías de desarrollo de las herramientas que precisan para combatir el cambio climático.

"Nos llena de mucha preocupación lo que hemos podido observar en esta reunión, ya que esperábamos una voluntad más fehaciente de los países desarrollados después de los resultados que conseguimos en Cancún", manifestó Ortega, director de Medio Ambiente y Cambio Climático, pocas horas antes de la clausura de la conferencia.

La reunión que la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático celebra en la capital tailandesa está estancada por la disputa surgida sobre el contenido de la agenda de trabajo presentada por el G77, grupo integrado por 131 países.

Entretanto, la prolongación del plazo de vigencia del Protocolo de Kioto, que expira en 2012 y es la principal cuestión, está aparcada y su discusión será pospuesta hasta la próxima reunión, que tendrá lugar en Bonn (Alemania) en junio, según dijeron algunos delegados.

"El segundo periodo de compromiso del protocolo de Kioto no es negociable, es una obligación que esperamos sea cumplida y con la mayor brevedad posible, ahora lo que hay que discutir es su ambición", apuntó el funcionario ecuatoriano.

En opinión de Ortega, si no se alcanza un consenso sobre la extensión del protocolo en la cumbre de Durban (Sudáfrica) de noviembre próximo "entraremos en un vacío legal en un planeta que ya no aguanta más emisiones".

Ortega consideró importante la cooperación entre los países industrializados y en vías de desarrollo para reducir las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

"La cooperación debe ser una acción colectiva, es una contribución que hacemos en respuesta a la financiación de los países desarrollados y que incluye mecanismos financieros claros y transferencia de tecnología, ya que a pesar de nuestra voluntad, nos faltan técnicas para lograrlo de la mejor forma", señaló Ortega.