Hoy en Portada


Embajadora de EE.UU. dijo estar "triste" por decisión gubernamental

La embajadora de Estados Unidos en el Ecuador, Heather Hodges, dijo estar 'tremendamente triste' por haber sido declarada persona no grata por el Gobierno,
tras la filtración de  un cable confidencial  divulgado por Wikileaks.

En el documento se habla de
supuestos actos de corrupción del excomandante de policía, Jaime Hurtado
Vaca, y del posible conocimiento que habría tenido de aquello el
presidente Rafael Correa.

Visiblemente consternada, la
funcionaria estadounidense se presentó ante los medios de comunicación
para dar su criterio al que calificó como 'personal', sobre la decisión
de las autoridades del país.

"He tenido poco tiempo para preparar
algo porque todo ha pasado esta mañana. Estoy triste porque conozco
este país. He visitado 19 de las 24 provincias del Ecuador y tenía
pensado visitarlas todas antes de mi salida"; dijo Hodges cuya misión
diplomática terminaba en julio.

El Gobierno de Ecuador le pidió en la mañana a la embajadora de EE.UU. en Quito que abandone el país "en el menor tiempo posible".

En una entrevista desde Pastaza, el presidente ecuatoriano Rafael Correa dijo esta tarde que la embajadora estadounidense Heather Hodges siempre fue una sospechosa. Expresó que no se puede afectar la dignidad de un país, eso es una injerencia.

La hemos llamado para que dé explicaciones, pero ella no ha querido, señaló Correa, al decir que la información que trae el cable divulgado por Wikileaks "es gravísimo".

Más temprano, el Canciller anunció que el gobierno ecuatoriano decidió declarar a la embajadora como persona "no grata". Ecuador espera que con la decisión, las relaciones bilaterales no sean afectadas.

El anuncio lo oficializó el canciller Ricardo Patiño esta mañana en rueda de prensa, y el motivo surgió luego de que la diplomática no explicara  las versiones expuestas por los cables Wikileaks difundidos en la víspera por diario El País de España que publicó: ‘La corrupción policial en Ecuador es generalizada’, en donde se señala que Hodges envió en el  2009 a su gobierno un documento clasificado que describe la participación del excomandante general de la Policía Nacional, Jaime Hurtado Vaca en actos de corrupción como sobornos, tráfico de seres humanos, extorsión, encubrimiento, apropiación de fondos públicos, obstaculización de investigaciones y procesos judiciales.

"Lo más grave del contenido del cable, es que se dice que el presidente (Rafael Correa) debía estar informado o sabía que el general Hurtado era un hombre corrupto. Ampliamente corrupto, conocido por su corrupción y que lo habría,  pese a ello, nombrado comandante, y; no solamente, sabiendo que era ampliamente corrupto lo hizo comandante, sino que esa condición lo hacía a él (Hurtado Vaca) fácilmente manipulable. O sea el Presidente sabiendo que el general era corrupto lo nombró, y segundo lo hizo para mantenerlo manipulable. (Es decir)  sabiendo que era corrompido lo tenía en sus manos. ¿Qué significa fácilmente manipulable? Ante una falla que tú tengas, si no me haces caso, te puedo controlar porque sé de tus actos de corrupción. Esto es absolutamente inaceptable. El gobierno de Ecuador expresa su indignación por el contenido de estos cables", enfatizó Patiño visiblemente molesto.

Por ello contó que el lunes, luego de leer esta noticia del diario El País de España  llamó por la tarde a la embajadora Hodges para obtener una explicación sobre el tema. Le dio a conocer que el gobierno de Ecuador estaba sorprendido y que el presidente del Ecuador, estaba absolutamente indignado, por el contenido de esos cables, por lo que se quería conocer su veracidad, además de si habían sido firmados por Hodges.

Pero Hodges solamente le manifestó que esa documentación le había sido robada y que por tanto, ella y el Gobierno de los EE.UU. no tenían que hacer ninguna observación, comentario o aclaración al respecto.

"Le volví a preguntar si eso era todo lo que tenía que decir, sobre todo,  porque el presidente estaba indignado, sorprendido. Nosotros queríamos conocer su reacción y alguna aclaración al respecto, yo esperaba que pudiera decirme esa no es una información real, no es cierta. (Pero) solamente dijo que esa es una información robada y no tengo nada que comentar sobre ello", puntualizó el Canciller.

Al ser para el régimen esta respuesta "insuficiente", se decidió que Hodges sea considerada como una persona no grata y se le ha pedido que abandone el país en el menor tiempo posible. Esto  "porque es inaceptable, que luego de conocer los cables, después de haber sido ella invitada a dar una explicación, hayamos tenido una respuesta de la naturaleza que ella nos dio". Esa notificación se la hizo llegar a la casa de la diplomacia americana hoy a las 09:30.

Esta medida fue ya informada  al secretario Adjunto de Estados Unidos  para América Latina, Arturo Valenzuela, quien le respondió a Patiño que hará llegar estas inquietudes hasta el gobierno norteamericano.

Pero con estas decisiones, dijo el Ministro,  se espera que no se generen situaciones de otra naturaleza, como por ejemplo que se afecten las relaciones entre los dos gobiernos, ya que esta es la responsabilidad de una sola persona: "de ella, de la señora embajadora de nuestro país y es un problema que no tiene que afectar las relaciones con el gobierno de Estados Unidos. No estamos reaccionando ante una acción del gobierno americano, sino de la señora. ¡A ella la hemos considerado persona no grata para nuestro país, por lo que hemos pedido que lo abandone".

Hodges  incluso fue invitada hasta el despacho de Patiño, para explicar la información publicada por los cables, pero ni allí pudo explicarlas. "Esas son las palabras de la embajadora de un país, que ha dicho y no ha desmentido;  y luego de haber sido personalmente invitada a mi despacho no supo explicar. La reunión con ella demoró dos minutos y  esperé que ella por lo menos se sintiera preocupada, por lo menos expresara su preocupación por la honra al presidente ecuatoriano, pero ella no... Es decir, simplemente, dijo, no tengo nada que decir y (confirmó)  sí los documentos fueron simplemente robados, por lo tanto, no desmintió la veracidad de los mismos".

Al final de la conferencia de prensa, en la que estuvieron presentes además, el vicecanciller Kintto Lucas, el viceministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira,  el Ministro aclaró que no se está expulsando a la embajadora, "solo se está pidiendo que abandone el país".

Patiño dijo que Ecuador no llamará a consultas a su embajador en Washington, porque su reacción no se dirige contra el Gobierno estadounidense, "sino contra estos cables que han sido presuntamente firmados por la señora embajadora". Sin embargo, en la respuesta publicada a las 22:00 de ayer en el sitio oficial El Ciudadano, en el punto 1 se afirma: "...esperamos que el Gobierno de los Estados Unidos de América rinda las correspondientes satisfacciones, sin perjuicio de las acciones diplomáticas que el Gobierno del Ecuador considere necesarias".

En un boletín de prensa entregado este mediodía, EE.UU. considera injustificada la expulsión de su embajadora en Ecuador.