Inocar alerta posibles olas de 2,3 m

Las costas ecuatorianas soportan hoy, otra vez, luego de apenas ocho días, la fuerza del mar por la llegada de olas de hasta 2,3 metros de alto, según el Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar).

El organismo informó ayer sobre el arribo de olas provenientes del suroeste del continente de hasta 2,3 metros de alto. De mañana al domingo, el promedio oscilará ente 1,5 y 2 metros. Al día siguiente, el evento marino disminuirá su intensidad.

El Inocar recomienda a los bañistas tomar las previsiones del caso, como ingresar al mar dando aviso a sus acompañantes; además, mantenerse en el área destinada para ellos.

Del 20 al 22 de marzo pasados hubo un aguaje que causó estragos en las provincias de Esmeraldas, Manabí y El Oro.

Según reportes, anegó 43 viviendas en tres cantones pertenecientes a la primera provincia; causó daños por unos 40 mil dólares a diez embarcaciones acoderadas en un astillero de Manta; además fisuró el malecón de San Vicente (ambos en Manabí); y causó destrozos en el malecón de Jambelí (El Oro). Estos daños, en el común de los casos, aún no están superados y podrían agravarse.

Entre otras afectaciones consta la inundación de cabañas en las tres provincias, lo que a su vez causó la huida de clientes sin pagar sus consumos.

Según el Inocar, aquel aguaje estuvo fortalecido por un periodo de marea alta que generó un evento astrológico llamado perigeo, lo que aumentó la atracción lunar (lo que se refleja en la marea).