Implicados dicen que son inocentes de 2 asesinatos

Rosendo Aladino Arroyo Arroyo, alias Quemado, y Carlos Ariel Coello Ayoví, alias Chabelo, negaron haber intervenido en la muerte del policía Christian Jonathan Granizo Hinojosa, ocurrida el pasado 10 de enero en las calles 16 y Colombia, en el suroeste de Guayaquil.

Los procesados, quienes inicialmente fueron detenidos por el supuesto delito de asociación ilícita, fueron vinculados al proceso que se sigue por robo calificado, el cual terminó con la muerte de Granizo, durante una audiencia realizada el pasado martes en el Juzgado Tercero de Garantías Penales.

El pedido de vinculación lo realizó el fiscal de la Unidad Contra el Crimen Organizado, Julio Vacacela.

En la diligencia, tanto Quemado como Chabelo dijeron que el día del crimen estaban en sus casas y que a las 08:30 fueron contactados por Franklin Darío Ballesteros Ordóñez, alias Jordan, quien minutos antes habría participado del robo y muerte del gendarme.

Los procesados coincidieron en afirmar que junto con Jordan viajaron a Tenguel (parroquia de Guayaquil cercana a la provincia de El Oro), donde, según Arroyo, su hermano tiene una camaronera.

“Nos fuimos a comprar camarones y a vender las dos motos, Suzuki y Nimbu, una de él (Rosendo Arroyo) y la otra de Jordan; cuando llegamos a la camaronera le vendimos una al hermano de él (Arroyo), que se llama Richard Arroyo, y la otra al jefe que no sé cómo se llama”, indicó alias Chabelo.

“Mi hermano nos invitó el almuerzo en la camaronera y a eso de las 17:00 nos llevó afuera de Tenguel y nos venimos en un transporte de la cooperativa Ecuatoriano Pullman. Cuando llegamos a la terminal nos acusaban del señor asesinado (Granizo), nosotros no somos responsables del delito que se nos acusa”, sostuvo alias Quemado.

En una declaración anterior, Carlos Coello relató que al llegar a Guayaquil desde Tenguel y enterarse de que la Policía los estaba buscando durmió con Jordan en una casa que este tiene en el sector de Monte Sinaí, en el noroeste de Guayaquil.

Rosendo Arroyo, dijo Coello, se hospedó en el hotel Las Acacias, en el sur de la urbe.

Maycon Jaxon Montaño Quiñónez, alias Compaíto, a quien el fiscal Julio Vacacela también vinculó en la muerte de Granizo, se declaró inocente.

Los tres implicados fueron detenidos en Esmeraldas. También negaron haber participado en el crimen del agente Christian Cúñez Peñafiel.