Decretada la emergencia en el sistema de salud pública del país

QUITO
.- El colapso en los hospitales públicos y el incremento del número de pacientes obligó al gobierno a decretar ayer la emergencia por 60 días en el sistema nacional de salud.

Mientras rige la medida, los casos de gripe AH1N1 continúan incrementándose en el país. En Portoviejo (Manabí), Cuenca (Azuay) y Caluma (Bolívar) se confirmaron hasta ayer un total seis personas con la enfermedad.

Con la emergencia, el régimen destinará $ 406 millones para mejorar la infraestructura y dotación de equipo médico. El monto incluye la contratación de nuevos médicos y provisión de medicamentos.

Ayer, el ministro de Salud, David Chiriboga, explicó que la atención se incrementó en el 140% pasando de 14 millones de pacientes atendidos en el 2006, a 35 millones en el 2010. El decreto priorizará el mejoramiento de infraestructura y equipamiento médico a ocho hospitales públicos ubicados en zonas densamente pobladas y ubicados en las provincias de mayor pobreza.

A cada hospital se acompañará para aplicar sistemas informatizados. Un segundo componente de la emergencia será la compra de hospitales y edificaciones privadas para convertirlos en públicos y que ayuden a descongestionar la atención médica y cirugías represadas en los hospitales públicos.

La Ministra Coordinadora de Desarrollo Social, Jeannette Sánchez, explicó que los recursos se entregarán progresivamente de acuerdo a la ejecución de las obras.

En principio se desembolsarán $ 50 millones. Para cubrir este incremento al presupuesto de salud, desde Finanzas se analizan las vertientes de financiamiento que, según anunció el presidente Correa, en su enlace sabatino será a través de los impuestos a los cigarrillos, bebidas alcohólicas, llamadas a celulares y a los medicamentos importados.

El Ministerio de Salud dispone para este año de un presupuesto de $ 1.420 millones. Es la segunda vez que se decreta la emergencia en el área de salud en este gobierno. La primera fue en el 2008.

Ocho hospitales
En ocho hospitales públicos se priorizará el mejoramiento de infraestructura y equipamiento médico, de acuerdo con el decreto expedido ayer.

Los favorecidos
Los hospitales que se priorizarán son: Baca Ortiz, Eugenio Espejo (Quito); Ycaza Bustamante y Gilbert Pontón (Guayaquil), Delfina Torres (Esmeraldas), Alfredo Noboa (Guaranda), Verdi Cevallos (Portoviejo) y Velasco Ibarra (Tena).

Compra de hospitales
Entre los componentes de la emergencia se menciona la compra de hospitales para convertirlos en públicos. Las nuevas casas de salud se hallan en proceso de negociación y estarán ubicadas en las ciudades de Quito, Guayaquil, Ambato, Cuenca, Manta y Santa Elena.

Optimización
El plan de intervención de hospitales incluirá la optimización de prestación de servicios críticos, implementar un call center para reservar turnos por teléfono y remodelación de las instalaciones físicas.