Salario básico en Ecuador subió 24 dólares

El gobierno ecuatoriano fijó el nuevo salario básico unificado para el año 2011 en $264, lo que significa un incremento de 10% para los trabajadores de los sectores público y privado, incluyendo servicio doméstico, agrícolas, artesanos y pequeña industria.

El régimen estableció el alza de $ 240 a $ 264 luego de que los trabajadores y empleadores no llegaran a un acuerdo sobre el tema. El monto regirá desde el 1 de enero del 2011, dijo el Ministro Richard Espinosa.

El cálculo del incremento se produjo a base de  tres  índices: la inflación que se ubica en 3,7; la productividad que es de 1,5 y la variable de equidad de 4,8.

El Ministro anunció además que se determinó el salario mínimo para 22 comisiones sectoriales, y que como en estas no constan las empleadas domésticas ni de los artesanos, estos también percibirán $ 264.

Afirmó también que con esta alza, el valor se acerca cada vez más a la meta del régimen de conseguir un salario digno.

Para el 2011 el salario digno se había calculado en $ 350, pero si se suman los $ 264 de la nueva remuneración básica, más los décimos y los fondos de reserva, obtienen $ 339, que es un monto cercano al de las aspiraciones del régimen.

El Gobierno fijó el aumento toda vez que hubo dos intentos fallidos entre los empleados y trabajadores por llegar a acuerdos en este tema.

El Código del Trabajo establece que el Consejo Nacional de Salarios (Conades) debe definir el incremento anual del Salario Básico Unificado en dos reuniones, entre un representante de los trabajadores y otro por los empleados y de no llegar a un acuerdo le compete al Ministerio de Relaciones Laborales fijar el incremento.

El ámbito productivo mantuvo su propuesta presentada ante el Conades, de fijar el salario basado en un parámetro técnico, que es la proyección de la inflación, previsto en 3,69% lo que representaba un incremento de $ 10 más al básico.

Mientras que los trabajadores plantearon un alza de $ 60 al salario básico ($ 240), para así llegar a los $ 300.

La propuesta del sector laboral se basó en que el salario básico es bajo y no cubre las necesidades de los hogares. Y según el estudio en el que se sustentaron, en promedio una familia necesita alrededor de $ 800 para financiar salud, vivienda, educación, entre otros.

El aumento salarial para el 2010 fue de $ 22 fijando el básico de $ 218 a $ 240 y se equipararon a $ 240 las remuneraciones de los trabajadores de otros sectores como el doméstico que era de $ 200 y el de la pequeña industria, agrícola y de maquila que estaba en $ 185.

El 14 de diciembre venció el plazo para que el Conades llegue a un consenso, por lo que al Ministro de Relaciones Laborales le correspondía determinar el monto del incremento.