Los taxistas se apresuran por pintar placa en techo de carro

Armando Vera llevaba ayer más de tres horas haciendo fila en las afueras del taller artesanal Jaramillo, en las calles Colombia y Guaranda (sur). Eran cerca de las 10:00 y aún no podía hacer pintar el número de su placa en el techo de su taxi.

Detrás de él había una hilera de más de 15 conductores con sus carros de alquiler que esperaban obtener igual servicio.

La disposición de pintar el número de placa de su vehículo sobre el techo de sus unidades, de manera transversal y centrada, fue dada por la Comisión Nacional del Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial (Cntttvs), dentro del Plan de Seguridad Nacional.

“La medida es buena pero tampoco puede ser de un día para otro, perdemos tiempo y nosotros vivimos de nuestros trabajo”, dijo Vera al indicar que recién conocieron la medida el pasado martes.

Según la disposición de la Cntttsv, publicada en un medio local el pasado lunes, los transportistas tendrán un plazo improrrogable hasta el 20 de diciembre para cumplir con esta reglamentación.

La medida tiende a facilitar el control y el patrullaje aéreo del tránsito. Alfonso León, quien ejerce desde hace 26 años como taxista, espera que la medida tenga buenos resultados.

“Es una medida que toman para una vista aérea y me parece bien, pero así como se nos exige a los taxistas de profesión también a los carros piratas”, dijo León que asimismo hacía fila en el taller Jaramillo.

Él considera que el plazo para cumplir con esta disposición es muy corto y que más bien deberían extenderla hasta la primera quincena de enero. “Recién el 15 lo conocimos por la dirigencia y ya el lunes empiezan los operativos de control, pienso que va a ser difícil”.

Otro de los puntos donde se colocaban los adhesivos de las placas era en el local Javi Plotter, de Francisco de Marcos y Lorenzo de Garaycoa.

Entre los clientes estaba Carlos Mora, de la cooperativa de taxis Urdesa, quien hizo un alto a su actividad y aprovechó el fin de semana para colocar el número de permiso en su taxi.

Mora sostuvo que es positiva la medida. “Está bien porque hay mucho asalto, mucho secuestro express, por uno pagamos todo y a veces los pasajeros desconfían y ojalá dé resultados positivos”. Él hace 6 años fue víctima de los ladrones cuando se le robaron un carro viejo.

Jairo Montes, de la cooperativa de taxis hospital Guayaquil, manifestó que se deben acatar las leyes, pero “al taxi siempre le buscan requisitos pero deberían buscarse otras alternativas porque no es la solución”.

En esto coincide el taxista Rodolfo Macías al expresar que el Gobierno debería crear más fuentes de trabajo para disminuir el índice de la delincuencia en la ciudad.

Detalles: Vehiculares
Controles
Los operativos de control se iniciarán el martes.

Identificación
Sobre el techo de los carros se deben pintar determinadas especificaciones técnicas si es transporte urbano, interprovincial, intercantonal, escolar o taxi.

Costo
La pintura o adhesivos cuestan de 4 a 7 dólares.