Vanguardia exige que le devuelvan computadoras

La Editorial Gran Tauro, que publica la revista Vanguardia, reclama la devolución de las computadoras que fueron, a su criterio, “secuestradas” por el Fideicomiso CFN-AGD No Más Impunidad, en un operativo de desalojo por una supuesta deuda de alquiler.

El presidente del Fideicomiso, Pedro Delgado, negó que esa acción haya sido política.

Los administradores de la Editorial Gran Tauro, que publica semanalmente la revista Vanguardia, intentarán recuperar mañana los equipos que –a su criterio– fueron “secuestrados” por el Fideicomiso AGD-CFN No más impunidad, la tarde del viernes pasado.

El Fideicomiso desalojó la oficina en la que funciona el medio de comunicación, ubicado en uno de los edificios que le perteneció al ex banquero Alejandro Peñafiel, alegando una supuesta deuda de $ 14.560 por el alquiler de algunos meses de este año y el anterior.

El director de la revista, Juan Carlos Calderón, señaló que los miembros del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) que participaron en el operativo se llevaron cuarenta computadoras, en cuyos discos duros reposaba información sobre las investigaciones que realizan.

En el editorial que publicará Vanguardia en su edición de mañana, Gran Tauro condena dicha acción y la califica de “desproporcionada”.

Según los directivos del semanario, “no es la primera vez que esta redacción es víctima de ataques o amenazas. Este medio ha visto cómo desde el poder se utiliza a instituciones para la persecución política”.

Y citan algunos incidentes: “La suspensión de la publicidad estatal, las consignas no escritas para que funcionarios del Ejecutivo no otorguen entrevistas a esta redacción, los epítetos sabatinos o, incluso, los supuestos robos a los computadores de los periodistas, como el de julio del 2009 que la Fiscalía y la Justicia aún no esclarecen”.

Recientemente, Vanguardia fue cuestionada por el Gobierno luego de publicar un reportaje sobre las cuentas bancarias del secretario de Comunicación, Fernando Alvarado.

La asambleísta María Paula Romo (PAIS) escribió en su cuenta de Twitter: “Acabo de enterarme lo de Vanguardia, me parece terrible, estoy tratando de averiguar qué pasó”.

En declaraciones al periódico oficial El Ciudadano, el presidente del fideicomiso, Pedro Delgado, negó que el desalojo haya sido una acción política sino que están tomando control sobre los bienes del Estado.

Delgado explicó que en noviembre del 2009, la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD) notificó al medio impreso que debían salir del inmueble porque no tenían un contrato actualizado. El último fue firmado en el 2007 y en este se indica que el tiempo de alquiler es por un año y su renovación debe realizarse por escrito.

Calderón señaló que se está al día, y si no lo hubiese estado, la notificación para el cobro otorga un plazo de pago de tres días, que se cumple mañana.

Textuales: Opiniones
Vicente Ordóñez
UNIÓN NACIONAL DE PERIODISTAS
“Bajo ningún motivo puede entorpecerse el trabajo periodístico”.

Pedro Delgado
PRESIDENTE DEL FIDEICOMISO
“Simple y llanamente no han pagado el arriendo por el uso de un bien que es del Estado”.