SRI inicia gestión de cobro coactivo a exportadora Noboa

El Servicio de Rentas Internas (SRI) notificó el pasado jueves a 95 contribuyentes (personas naturales y jurídicas) que tienen o han tenido relaciones comerciales con la compañía exportadora Bananera Noboa sobre el inicio del proceso coactivo RLS 00336-2010 en contra de esta firma, ligada al empresario Álvaro Noboa.

En la parte pertinente de la resolución del SRI se señala que con fundamento de los artículos 26, 27, 158 y 164 del Código Tributario y conforme a lo establecido en los artículos 421 y 897 del Código de Procedimiento Civil, “se ordenan como medidas precautorias la retención de los créditos presentes y futuros hasta por un monto de $ 1’027.993,40, más el 10% de su totalidad, que por cualquier concepto (las compañías notificadas) le adeuden a la exportadora Bananera Noboa”.

Además se retendrán los valores adeudados a los responsables solidarios del coactivado por haber ejercido la representación legal de la firma durante el periodo fiscal en el cual se generó la obligación de cobro.

La acción recae sobre Arturo Icaza, gerente general de Bananera Noboa; Francisco Lascano, gerente administrativo; Vicente Taiano, actual asambleísta del Prian, entre otros ejecutivos, quienes, al igual que su representada, tienen prohibido enajenar las acciones que posean en otras compañías.

Entre las compañías notificadas sobre la coactiva a Bananera Noboa constan empresas de venta de automotores, producción agrícola, químicos y fertilizantes, manufacturas de cartón, servicios de telecomunicaciones, publicidad, clubes privados, textiles, fármacos, alimentos, transporte aéreo y marítimo, hospedaje, operaciones portuarias y aeroportuarias, suministros de oficina; así como Industrial Molinera (ligada a Noboa), bananeras y personas naturales.

También fueron notificados la Superintendencia de Telecomunicaciones, el Banco Central del Ecuador (BCE), y el mismo Servicio de Rentas Internas.

La firma exportadora –según datos de Rentas Internas– debe cancelar al Estado cerca de $ 90 millones con intereses y multas por la falta de la cancelación de los impuestos del año fiscal 2005.