Joaquín Carvajal Icaza: 'Si queremos inversión no podemos cortar tratados'

En los 30 años que tiene de creación, la Cámara Ecuatoriano Americana de Comercio de Guayaquil ha buscado promover el libre comercio e incrementar la inversión entre Estados Unidos y Ecuador. Hoy, que llega a esas tres décadas, Joaquín Carvajal, presidente del gremio, revisa algunos aspectos que podrían impulsar o ser una traba para atraer nuevas inversiones.

¿Cuáles son los principales logros de la Cámara en estas tres décadas?
Haber participado en la iniciativa de crear la ley de propiedad intelectual años atrás. Eso permitió que muchas empresas tengan protegidos sus inventos, sus inversiones. También fuimos facilitadores para procesos comerciales, hemos ayudado a gestionar con los clubes rotarios la adquisición de equipo importante donado por el Cuerpo de Bomberos de Houston a Guayaquil...

Ustedes defienden el libre comercio. ¿Qué percepción tienen de la nueva política comercial del Ecuador?
Nosotros vemos a la libre empresa y el libre comercio de manera prioritaria. Se está discutiendo un Código de la Producción y estamos de acuerdo de que se haya creado con las políticas sustitutivas de importación, con protección a la producción local y el desarrollo, porque este desarrollo va a crear fuentes de empleo.

¿Qué les preocupa de este nuevo Código?
Vemos varias cosas que nos preocupan como es el direccionamiento que existe del código ante las pequeñas y medianas empresas. Este tipo de modelos no estimula el aparato productivo de manera global como se necesita, sino que lo hace de forma parcial.

El código plantea una serie de incentivos. ¿Son los suficientes para atraer inversiones?
Son necesarios, pero pueden darse más. Lo que nos inquieta es el análisis discrecional de los proyectos de inversión. Se trata de atraer masivamente la inversión extranjera entregando incentivos como rebajas en el impuesto a la renta y exoneraciones, pero vemos en el código que la reglamentación es demasiado estricta y muy dedicada. Creemos que la política de promoción debe ser institucional y no discrecional como consagra el libro tercero del código que da la potestad al Presidente de la República de determinar el organismo que aprobará estas políticas públicas en materia de comercio estableciendo un cuerpo colegiado intersectorial.

¿Y cómo podría afectar eso?
No digo que eso sea malo, pero nos preocupa el concepto de amenaza de daño, porque este cuerpo colegiado puede sucumbir ante presiones de cualquier tipo y crear salvaguardias y eso el inversor extranjero no lo mira bien. Creemos que toda política de estímulos debe estar atada a una política de comercio exterior clara y sujeta a las normativas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

¿Qué opinión tienen sobre la decisión del Gobierno de terminar los acuerdos de protección a las inversiones?
No lo vemos bien bajo ningún concepto porque esos tratados se mueven bajo normas internacionales y hacer estas observaciones sin puntualizar exactamente cuáles son los motivos para cada uno de los contratos es lo que nos preocupa. Usted puede objetar un contrato y podría decir a cada contrato qué le ve de malo y perjudicial a la economía y objetarlo, pero no debe objetar en bloque.

¿Dar por terminados esos acuerdos podría ser una traba para atraer inversión?
Es una mala señal que estamos dando al mundo. Si queremos traer la inversión extranjera no podemos estar cortando tratados bilaterales.

¿Y qué esperan del rumbo comercial de Ecuador?
Que existen reglas claras. Creemos que el desarrollo que se pueda dar en el país es muy importante, pero no podemos sacrificar sectores por dar a otros. Si descuidamos a las empresas grandes, pensando que pueden sobrevivir solas, creando políticas más restrictivas estamos a futuro haciéndole un daño a la economía. Ese no es un desarrollo global, sino parcial.

Sesión de aniversario
Ceremonia: La Cámara efectúa a las 19:30 de hoy, en el Club de la Unión, una ceremonia solemne de aniversario.

Gremio: Al evento asistirá el vicepresidente de Asociación de Cámaras Americanas en América Latina, José Orive.