Protesta contra juez por retirar prisión a detenida

La indignación de familiares de una víctima de homicidio persiste luego de la audiencia en la que el juez 18 de Garantías Penales de Pichincha, Mario Bedoya, determinó que la prisión preventiva contra la acusada Miriam Luzuriaga debía ser cambiada por un impedimento de salida del país y presentarse cada ocho días donde un juez.

Luzuriaga es señalada por la Fiscalía como la autora intelectual de la muerte de su pareja, Marco Samaniego Luna, el 4 de junio último.

Según investigaciones preliminares, la joven presuntamente contrató para el homicidio, por medio de su amante, Edwin Caicedo Goya, quien también está preso, a dos policías activos miembros del ex Grupo de Apoyo Operacional (GAO). La idea era cobrar una póliza de seguros de $ 95 mil que tenía como única beneficiaria a Luzuriaga.

La versión de Caicedo indica a los policías Marco Herrera y Fabián Armendáriz como los autores de los once disparos que acabaron con la vida de Luna, un estudiante de gastronomía que estaba por graduarse.

El argumento de la defensa de Luzuriaga para pedir el cambio de medida cautelar es que la imputada tiene dos hijos (de 1 y 5 años) que no ve desde hace un mes y también que las pruebas grafológicas demuestran que el seguro fue contratado dos meses antes de la muerte por su pareja y no por ella.

El abogado de la familia Samaniego, Héctor Salinas, dijo que en los delitos de homicidio no es susceptible retirar la prisión preventiva.

“Estoy segura que esta mujer no se presentará cuando el fiscal vaya a dar su dictamen. Los dos niños están bien cuidados por su abuela”, dijo Rosa Samaniego, hermana de Marco.

Incluso, en los pasillos del Palacio de Justicia los deudos hicieron una protesta.