Simulacros de accidentes en casa abierta de los bomberos

Las sirenas de las ambulancias se encendieron. Los voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil llegaron a socorrer a una persona que había sufrido un accidente. Los auscultaron y lo inmovilizaron para llevarlo a un hospital.

Esta fue la primera demostración que realizaron ayer los bomberos en la casa abierta dirigida a sus compañeros de otros cantones y provincias.

El acto se llevó a cabo en la academia, ubicada en el km 30½ vía Perimetral (campus de la Espol en la Prosperina).

El mayor Reinaldo Carbo, jefe comisionado de la Academia del CBG, explicó que el objetivo del encuentro fue de hacer que los voluntarios de otros lugares conozcan los procedimientos y maquinarias que utilizan los bomberos de esta ciudad.

Por este motivo es que también se realizaron demostraciones de las divisiones especializadas de materiales peligrosos, de rescates en un accidente vehicular y operaciones contra incendios. Además hubo stands de empresas que comercializan equipos de seguridad y materiales de protección.

El capitán de bomberos de El Empalme, Wester Cela, destacó que con las demostraciones los voluntarios se instruyen mucho porque “en cantones pequeños muchas veces no hay todos los equipos, así que aquí aprendemos de los simulacros de accidentes y cómo actuar”.

Isabel Mecías, de 22 años, quien es aspirante a bombero y vino desde El Empalme, grabó con su cámara digital todos los ejercicios que se realizaron y tomó fotos a los equipos necesarios para accidentes. Pues está realizando un álbum para memorizar y recordar los procedimientos efectuados.