Cordero: No vamos a ceder a los caprichos de la Policía

Viernes, 1 de Octubre, 2010 - 00h00
1 Oct 2010

“No vamos a rectificar nada, porque no cederemos a los caprichos de policías que están conspirando contra el Estado”, sostuvo ayer desde España el presidente de la Asamblea Nacional, Fernando Cordero.

Agregó que la Asamblea solo dialogará con ellos, si regresan a sus cuarteles a cumplir con su obligación de custodiar el orden público y la seguridad ciudadana.

Ayer, miembros de la Policía Nacional se tomaron los cuarteles de la institución en rechazo a la Ley de Servicio Público aprobada por la Asamblea Nacional, el pasado miércoles.

Cordero realizó un llamado a los policías para que no se dejen engañar por grupos políticos opositores al régimen que solo buscan desestabilizar la democracia llevando al país al caos y la violencia.

Cordero, quien viajó la noche del miércoles a España a una reunión de presidentes de parlamentos, sostuvo que ese viaje estaba planificado desde hace un mes.

El Presidente del Legislativo expresó que el Gobierno ecuatoriano cuenta con el apoyo de la Unión Parlamentaria.

Además pidió a los ecuatorianos salir a las calles a defender la democracia del país y no retroceder al pasado.

Mientras que la vicepresidenta (e) de la Asamblea, Irina Cabezas, sostuvo que el pleno no discutirá los artículos que rechaza la Policía Nacional, sobre la Ley de Servicio Público, hasta que retorne al país el presidente del organismo, Fernando Cordero.

Agregó que el Presidente del Parlamento tenía previsto iniciar ayer su viaje de regreso al país para tratar sobre los problemas registrados.

Cordero: No vamos a ceder a los caprichos de la Policía
Política
2010-09-30T16:46:13-05:00
"No vamos a rectificar nada, porque no cederemos a los caprichos de policías que están conspirando contra el Estado", sostuvo ayer desde España el presidente de la Asamblea Nacional, Fernando Cordero.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérese a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo