Policía asesinado por la banda de Los Choneros

Un policía y tres presuntos integrantes de la banda Los Choneros murieron la madrugada de ayer en distintos sectores de Manta, en medio de una disputa entre la Policía y esta organización delictiva.

Los hechos empezaron alrededor de las 00:30 en la avenida Flavio Reyes, en el sur de Manta, cuando José Adolfo Macías Villamar, alias Fito, resultaron con heridas de bala durante una balacera.

Luego de ello los hermanos de José Adolfo se habrían dirigido en un auto Aveo verde de placa MGD-693 y una motocicleta amarilla hasta la Unidad de la Policía Comunitaria (UPC) ubicada en la ciudadela La Aurora, al este de Manta, donde a la 01:30 murió asesinado de cuatro disparos el policía Jaime Efraín Jimbo Vega, de 25 años.

Tras el asesinato del uniformado, la Policía inició un operativo para identificar a los responsables de la muerte de Jimbo. La acción se extendió hasta las 03:00, cuando empezó una persecución a individuos que iban en el auto Aveo y otro automotor gris.

El cruce de balas se intensificó a la altura del sitio Arroyo Azul, en el sector de La Pradera, entre los límites de Manta y Montecristi, según contaron moradores de la zona. Ellos observaron luego cómo el auto verde se volcó y sus ocupantes dispararon contra los policías, quiénes los perseguían.

En el enfrentamiento murieron los tres individuos que intentaban huir ante la presencia de los policías. Ellos fueron identificados como Darwin Enrique Macías Cedeño, alias El Chavo; Héctor Darío Zambrano Intriago y William Leodan Macías Villamar, alias Lam.

Familiares de los asesinados prefirieron no dar detalles en torno a la matanza, pero se especula que el uniformado asesinado sería quien disparó y dejó con heridas a Adolfo Macías Villamar, alias Fito, quien hasta ayer permanecía en la Clínica del Sol bajo condición estable, según explicó uno de los médicos del lugar.

Hasta ayer no se proporcionaron pormenores sobre la muerte de los tres miembros de la banda de Los Choneros.

En tanto, el cuerpo de Jimbo fue trasladado a las 15:10 de la morgue del cementerio Parques del Recuerdo a la Comandancia de Policía donde se instaló una capilla ardiente.

Allí lo esperaba su madre, Vicenta Vega, quien desconsolada repetía: “Perdí a mi hijo precioso”, cuando ingresaban el féretro al interior del salón donde se realizó una misa.

Se informó que Jimbo estaba asignado a Manta desde hace cuatro meses aproximadamente. Era oriundo del cantón Pindal, en la provincia de Loja, y estaba soltero. Ingresó a la Policía en el 2005 y sus familiares residían en el cantón Huaquillas, en la provincia de El Oro.

Por la espalda
El Jefe de la Policía Judicial de Manta, Geovanny Ponce, informó que el policía Jaime Jimbo Vega se disponía a dormir en la UPC de La Aurora cuando le dispararon por la espalda cuatro tiros que le causaron la muerte en forma instantánea.

Operativo
El oficial señala que luego de conocer el hecho se coordinó el operativo de búsqueda de los asesinos, el cual concluyó cerca de la ciudad con el enfrentamiento a bala con los supuestos responsables del crimen de Jimbo.