Venezuela se convirtió en revendedor de crudo y combustible locales

QUITO
.- Que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) no era el refinador del crudo local sino intermediario se confirmó la semana pasada luego de tres años y siete meses del convenio de intercambio de hidrocarburos con Ecuador.

El 13 de agosto pasado, la venezolana abrió una licitación para vender 2,88 millones de barriles de petróleo ecuatoriano y cuatro días después convocó a un nuevo concurso para comprar 1,44 millones de barriles de diésel que se entregarían a Ecuador.

En enero del 2007 el régimen anunció la terminación de la era de  intermediación que ensombreció a la estatal Petroecuador, pues el crudo de exportación dejaría de entregarse a la holandesa Trafigura, para enviarlo directo a Pdvsa.

A cambio, según el discurso gubernamental, Pdvsa daría derivados: diésel, naftas y hasta gas. Aparentemente el petróleo que se embarcaba en el puerto ecuatoriano era transformado en combustibles.

Fernando Villavicencio, ex sindicalista de Petroecuador, calificó como inconstitucional y atentatoria a la soberanía esa licitación de Pdvsa. "Resulta ofensivo para el Estado que una empresa representante de otro Estado haga negocios con nuestro petróleo en nuestro territorio, confirmando así que Venezuela se convirtió en un nuevo intermediario".

Para él, ese accionar pudo ser más visible porque Pdvsa optó por licitaciones públicas debido a que rompió relaciones con esa empresa después de escándalos de corrupción. Trafigura supuestamente seguía comprando el petróleo ecuatoriano no de forma directa de Petroecuador sino a través de Venezuela, cuestionando así un supuesto beneficio a favor del país.

El canciller Ricardo Patiño habló de $ 300 millones de ahorro en el tiempo de vigencia del acuerdo. Petroecuador no ha explicado cómo se obtiene.

Miguel Vásquez, de Comunicación Social de la empresa, dijo que el gerente general, vicealmirante Manuel Zapater, estaba en reuniones y por ello no puede autorizar a alguien  para que dé una explicación.

César Robalino, catedrático de la Politécnica Nacional, dijo que luego de confirmarse las sospechas de que Pdvsa pasó a ser la nueva intermediaria de hidrocarburos de Ecuador, la única manera de encontrarle beneficio a esa relación es presumir que el  flete, los seguros y los diferenciales proporcionados por Venezuela son más bajos que los de otras empresas.

Pero falta que Petroecuador dé cifras para comparar el precio al que se está vendiendo cada barril de crudo a compradores ocasionales y Pdvsa.

A su criterio, pensar que Pdvsa procesaba el crudo ecuatoriano era complicado porque la venezolana no cuenta con refinerías que consuman esa calidad de producto y tampoco con las plantas que arrojen los derivados con las características que el país requiere.

Wilson Pástor, ministro de Recursos Naturales no Renovables, manifestó que el compromiso de Venezuela es entregar derivados por crudo, y si para ello debe salir al mercado a buscarlo, no ve inconveniente.

Para Villavicencio, esa actitud vulnera el convenio porque obliga Pdvsa a llevar el crudo ecuatoriano a sus refinerías y no a comercializarlo con terceros. La única autorizada para licitarlo es Petroecuador.

Otras actividades
En el marco de la alianza estratégica se contempla el desarrollo de actividades económicas de mutuo interés en las áreas de exploración, explotación, transporte, almacenamiento, refinación, comercialización, servicios petroleros y capacitación.

Procesamiento
Venezuela tiene cinco refinerías: El Palito, Puerto La Cruz, San Roque, Bajo Grande y Curacao. En total en el circuito procesa 1,22 millones de barriles. Sus principales clientes son las procesadoras de energía y Estados Unidos.